Ciclismo, Destacados, Entrenamiento, Especiales, Noticias, Secciones

[SALUD] El ciclismo para los chicos

El ciclismo es una de las actividades que se puede implementar desde los primeros años de vida. Existen numerosas ventajas educativas, tanto a nivel motor como cognitivo y afectivo-social provenientes del uso de la bicicleta.

Una edad adecuada para comprarle a un niño una bicicleta es desde los 2 ó 3 años en adelante.

En esta etapa lo mejor es comprar una sin pedales y sin rueditas laterales, esto le permitirá al menor aprender de manera fácil el equilibrio, desplazarse moviendo sus pies rápidamente y a mirar hacia delante para controlar el móvil y no sus piernas o manos.

De este tipo de bicicletas las hay de madera y de aluminio, sólo tiene que fijarse que cuando el niño se siente en el asiento, sus pies toquen horizontalmente el suelo y le quede cómodo tomar el manubrio.

Bicicleta con pedales

Cuando ya el pequeño ha dominado el equilibrio y se maneja sin problemas para doblar, frenar con los pies e impulsarse con rapidez, podemos pasar a una bicicleta con pedales, la que comenzará a manejar sin problemas, pues ya tiene incorporados los conceptos básicos de este deporte.

Para los niños mayores de 5 ó 6 años lo mejor es adquirir un modelo con rueditas laterales y pedales, las hay desde el rodado 12 (tamaño de la rueda) en adelante y dependen del tamaño del menor. Con ella el niño aprenderá sin miedo, pues las rueditas le ayudarán en el equilibrio.

Cuando ya domine el arte de doblar, frenar, pedalear y mirar hacia delante para esquivar los obstáculos, será hora de sacarle las rueditas, puede ser de a una o ambas a la vez, pero el adulto responsable tendrá que dedicarle algunas horas de su tiempo para tomar el asiento desde atrás y correr tras el menor para darle impulso y seguridad. Sin duda un recuerdo que permanecerá imborrable por el resto de la vida del menor y que le ayudará a integrarse a un mundo de aventuras y diversión.

Beneficios del ciclismo para los niños

– Aumenta la resistencia.

– Potencia la velocidad y la agilidad.

– Estimula e incrementa la coordinación y el equilibrio.

– Favorece el desarrollo intelectual.

– Fomenta el desarrollo de los valores sociales: compañerismo, respeto, tolerancia, solidaridad; además de desarrollo un espíritu de sacrificio, seguridad y confianza.

– Crea una conciencia ecológica. Los niños aprenden a utilizar la bicicleta como medio de transporte.

– Aumenta la autoestima.

– Crea hábitos sanos para el cuerpo: mejora las articulaciones, refuerza el sistema inmunitario, aumenta la capacidad respiratoria, mejora el sistema circulatorio, previne dolores de espalda, fortalece los huesos, combate la obesidad, reduce la cantidad de grasa corporal, favorece el flujo de la sangre, aumenta el calcio de los huesos, etc.

– Promueve el encuentro social.

– Reduce la ansiedad y el estrés y eleva el estado de ánimo.

FOTOS

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina
X

Send this to a friend