Atletismo, Destacados, Especiales, Noticias, Secciones

[INFORME] El deporte como vidriera para concretar la estafa más grande de la historia Argentina

Desde la fachada de Hope Funds, Enrique Blaksley, el operador financiero de 52 años detenido este martes en Pacheco, utilizó distintos eventos deportivos para construir lo que se investiga, puede ser la estafa más grande de la historia de Argentina. 

Carreras de calle, la visita de Usain Bolt, partidos de Tenis, Futbol y Polo, figuran entre la lista de actividades que utilizó esta persona para captar la atención de potenciales inversores para construir el fraude. 

El mundo del running fue una de las primeras actividades para ingresar en el ambiente de la esponsorización de eventos deportivos.

A partir del 2011 realizó la competencia Hope Funds 5k, con una temática empresarial. Los participantes se debían inscribir a través de sus empresas, la que lograba sumar la menor cantidad de tiempo entre sus representados, se llevaba un premio especial. Logro convocar entre mil y tres mil participantes. El fin del evento también habría podido ser el lavado de activos, otro de los delitos que se investiga.

En 2013 la gran exposición de Hope Funds y Blaksley estuvieron ligadas a la visita de Usain Bolt a la argentina y su corrida contra el MetroBus en la Avenida 9 de Julio. Un año antes había patrocinado un partido exhibición entre Roger Federar y Juan Martín del Potro en Tigre, y previo a la visita de Bolt, las hermanas Williams jugaron un partido, también patrocinado por Hope Funds, en el Lawn Tennis Club. 

No obstante, fuentes del caso desvincularon a las figuras deportivas y los ejecutores de los eventos con la empresa. “Los imputados no eran los encargados de traer los atletas. Solo eran los sponsors. Gastaban en publicidad, pero ese gasto era desproporcionado con el capital de la empresa”, dijo un investigador consultado que refleja en su nota de portada el diario Clarín.

El Club de Corredores e Imagen Deportiva fueron las empresas intermediarias para concretar algunos de los eventos deportivos auspiciados por Blaksley, en donde también el Gobierno de la Ciudad, gobernado por el actual presidente Mauricio Macri, jugó un rol preponderante.

LA ESTRUCUTRA DE LA ESTAFA

Blaksley encontró a través del deporte mostrarse como un “exitoso hombre de negocios”, tal como lo define la imputación contra él.

Esta pasión por el deporte de Blaksley surge por una tradición familiar. Desde chico jugó al rugby como tres cuartos en el Club Universitario de Buenos Aires (CUBA). 

A partir de allí su popularidad en el ambiente se logró gracias a la inversión en los distintos espectáculos y sobre todo, tras el ingreso en el elitista mundo del polo, donde llegó a ser sponsor del equipo de Adolfo Cambiaso, La Dolfina.

Según la investigación, el período de estafas comprenden de 2009 en adelante y superarían los 2.000 damnificados por un monto superior a los 550 millones de pesos.

Para llevar adelante la operatoria, los imputados utilizaron el viejo pero aún vigente “esquema Ponzi” o de “estafa piramidal”.

Así, las víctimas depositan su dinero y al poco tiempo comienzan a recibir sus ganancias. Lo que no saben es que la renta que reciben es en realidad parte del dinero de los nuevos ahorristas que van ingresando. La pirámide se derrumba cuando son más los que piden retirar sus fondos que los que ingresan.

Enrique Blaksley, figura como la cabeza de una organización ilícita La jueza María Servini de Cubría también libró órdenes de detención para otras 3 personas: Verónica Inés Vega, Federico Armando Dolinkue, profugos hasta el momento, y Alejandro Miguel Carozzino, quien ya fue detenido. Y citó a declarar a 14, entre ellos 3 familiares de Blaksley. 

Este y otros personajes, existen dentro del mundo del deporte. Hoy ha caído Enrique Blaksley.

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina
X

Send this to a friend