Atletismo, Noticias

[ATLETISMO] ¿Por qué no son válidos los récords en la maratón de Boston?

A pesar de ser uno de los 42K más rápidos del mundo, las marcas que se consiguen en el Maratón de Boston no pueden homologarse como récords mundiales, continentales o nacionales y ni siquiera se reconocen en los rankings (salvo en un apartado).

El “ejército” runner tomó conciencia de eso cuando en la edición 2011 el keniata Geoffrey Mutai cronometró 2:03:02 y su compatriota Moses Mosop lograron mejorar el tiempo reinante (2:03:59) de Haile Gebrselassie en Berlín 2008, pero no se le adjudicó el record del mundo. Lo mismo sucedió con las mujeres cuando en 2014 la etíope Buzunesh Deba paró el reloj en 2:19:59. ¿A qué se debe eso?

Existen dos argumentos: La altimetría del circuito es negativa -ya que la carrera en promedio va cuesta abajo-, y porque al salir de Hopkinton y llegar al centro de Boston, el punto de largada y llegada están separados por mayor distancia de la aceptada por el reglamento.

Las reglas de IAAF están para cumplirse y por tal motivo La Asociación Atlética de Boston prefiere quedar fuera antes que modificar su legendario circuito (una, sino la razón más importante del prestigio de este maratón).

  • Artículo 260, apartado 21 B: Los puntos de salida y llegada de un recorrido, medidos a lo largo de una teórica línea recta entre ellos, no estarán separados por más de un 50% de la distancia de la carrera”.
  • Artículo 260, apartado C:“La disminución total de la altitud entre la salida y la llegada no excederá de una media de 1/1.000 (0,1%), es decir, un metro por kilómetro”.

Queda totalmente claro que, más allá de los récords, ningún atleta del mundo dejaría pasar la chance de competir en las calles y rutas de Boston. El lunes será un nuevo ejemplo de ello.

Productor, guionista, periodista. Preparador Físico especializado en entrenamiento a distancia. @jpcalvi
X

Send this to a friend