Coberturas, Destacados

Queremos una carrera limpia

El peloton y su permanente relación con el dopingLos fanáticos del ciclismo esperamos con ansias el inicio del Tour de Francia. Es la carrera más popular del mundo y mantienen en vilo al mundo durante tres semanas. La popularización de esta carrera llegó por dos caminos. Uno fueron las proezas del norteamericano Lance Armtrong, que lo llevaron a conquistar siete veces consecutivas la prueba. El otro los constantes casos de doping positivo que se dieron en los últimos años.

Desde su ultima conquista, en 2005, los favoritos a la conquistas o quienes se perfilaban como vencedores estuvieron enredados con el fraude. La sucesión de la era post Lance se vio oscura. Desde los días previos a la primera prueba sin el texano, hasta hoy, al ciclismo le fue mal.

Antes de largar la 93º edición y con una gran lista de candidatos se destapó la Operación Puerto, la mayor investigación contra el doping de la historia del deporte. El alemán Jan Ullrich, el italiano Iban Basso, el español Francisco Mancebo, el colombiano Santiago Botero y el kasaco Alexandre Vinokourov, entre otros, se vieron imposibilitados de partir por estar relacionados con la causa y el doctor Eufemiano Fuentes, principal implicado en el caso. El sacudón mediático concentró el tema en los principales diarios del mundo a lo largo de las tres semanas.

El 27 de julio de 2006, tres días después de finalizada la competencia se hecho más nafta al fuego. El equipo Phonak confirmó que su estrella y ganador de la competencia, Floy Landis, había dado positivo de testosterona en el control antidopaje de la decimoséptima etapa. Ese día habíamos vivido una de las escapadas más emocionantes de la historia de la prueba. El norteamericano, un día después de dejar todas sus posibilidades de victoria, resucito como el Ave Fénix durante esos 200 kilómetros y le sacó al español Oscar Pereiro siete minutos. Días después se conoció la verdad. Pero la foto y la vuelta triunfal por París ya estaban hechas. Fue el primer vencedor despojado del título, en la historia de la competencia.

El doping continuó dentro del pelotón
Para el 25 de julio de 2007 el escándalo volvió a la ronda gala. Ese día el equipo Rabobak suspendó a su líder, Michael Rasmussen por mentir sobre su paradero y evitar varios controles antidopaje previos a la competencia. Según se supo luego, estaba entrenando en Italia, probablemente con el doctor Ferrari, involucrado en varios casos de dopaje, y no en México, como había asegurado el ciclista. Según fuentes del equipo, el corredor faltó al menos a cuatro controles. La ausencia en tres es considerado positivo. En ese momento el Pollo, era cómodo líder de la prueba y ya tenía dos victorias de etapa. Se perfilaba como vencedor.

Esa misma jornada destapó al ciclista Cristian Moreni. Se descubrió un positivo de EPO y el ciclista fue excluido. Su equipo, el Cofidis, decidió retirarse también. Pero no fue todo…

El poderoso equipo Astana siguió el mismo camino del Cofidis. Luego del espectacular triunfo en la crono de Albi, el kazajo Alexandre Vinokourov dio positivo por una transfusión de sangre endógena. Otra victoria mentirosa. Al final la prueba quedó en manos de un joven español, Alberto Contador. Pero al ser sospechado de formar parte de la Operación Puerto, la mayor investigación contra el dopaje, él y su equipo Astana, fueron impedidos de defender el título al año siguiente.

Otra vez lo mismo

Mientras se estaba calentando la prueba del año pasado, en la primera semana de competencia se pudo ver un poco de acción. El español Alejandro Valverde venció la primera etapa en un remate fantástico, faltando 300 metros para la meta, y se apoderó de la maya amarrilla. Era uno de los favoritos a ganar la prueba. El 10 de julio, en plena lucha con el italiano Ricardo Riccó, el español tiene que ceder la victoria en la sima de Super Base. Esto le impidió recuperar el primer puesto en la general y catapultó al italiano a lo más alto de la clasificación. Pero…. días después se supo la verdad, Riccó daba positivo de CERA. Esta nueva droga era una tercera generación de la conocida como EPO, y hasta entonces era indetectable. A partir de allí otra vez el escándalo y las dudas sobre cada uno que pasaba la meta en primer lugar. ¿Sería ese un corredor limpio?

El podio de París se volvió a manchar una vez finalizada la competencia. Recién el 13 de octubre se supo que el austriaco Bernhard Kohl, tercero en la general, también había dado positivo de CERA.

Controles más exigentes
En el último año la Agencia Francesa Antidopaje ha demostrado un salto de calidad en sus controles. Incluso estuvieron trabajando junto con la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) para los controles de los últimos Juegos Olímpicos.

Para este año redoblan la apuesta. Hace unos días, su presidente Pierre Bordry, anunció que están trabajando en un nuevo sistema de control que permitirá detectar aquellas sustancias prohibidas que se califican como indetectables. El organismo viene trabajando en este nuevo sistema desde hace tres meses y se pondrá en funcionamiento durante la competencia.

La edición 2009 ya arranca con polémica. El español Alejandro Valverde, actual líder del circuito mundial y uno de los favoritos para la victoria en París, no será de la partida. El Comité Olímpico Italiano (CONI) resolvió que el ciclista estuvo involucrado en la Operación Puerto. Por tal motivo lo suspendió dos años para participar de cualquier prueba que se realice en ese país. Y como esta edición del Tour tiene dos etapas que pasan por Italia, la organización de la competencia gala no autorizó la participación de Valverde, aunque nunca haya dado positivo en un control.

¿Qué nos espera?
Muchas veces se puso en duda las conquistas de Lance Armstrong. Que llegaron en forma ilegal y bajo el uso de sustancias prohibidas. La realidad demostró que nunca fue detectado positivo durante su carrera. Todo lo que vino después fue caos y basura para el ciclismo.

El 4 de julio, cuando comience la competencia, también marcará el regreso de su máximo campeón. Toda la parafernalia antidopaje caerá sobre Lance y todo el pelotón para que podamos tener un campeón limpio.

OTROS ESCANDALOS
El comienzo del adiós
En el Giro de 1999, cuando era líder de la carrera, el corredor italiano Marco Pantani fue expulsado de la carrera por tener altos niveles de hematocrito en su sangre. El ‘Pirata’ murió en 2004 por una sobredosis de cocaína

El ‘Caso Festina’
En el Tour del 1998, el equipo Festina fue expulsado de la ronda gala tras ser detenido su médico con varias sustancias ilegales, entre ellas eritropoyetina (EPO). El líder del equipo Richard Virenque, todo un ídolo en Francia y varias vencedor del Premio de la Montaña en el Tour, admitió haberse dopado y fue suspendido nueve meses.

Escándalo en el Giro de 2001
Oficiales de policía registraron las habitaciones de los corredores de los 20 equipos que participaban en la carrera italiana y confiscaron varios medicamentos. Los organizadores cancelaron la etapa 18 cuando los corredores pidieron una reunión para hablar sobre los registros. El segundo de la clasificación Dario Frigo fue despedido por el equipo Fassa Bortolo después de que se encontraran drogas ilegales en su habitación. Frigo admitió después que las llevaba como precaución en caso de necesitarlas para la última etapa de la carrera.

El caso Rumsas
La esposa del ciclista lituano Raimondas Rumsas, fue detenida y encarcelada después de que la policía francesa encontrara sustancias prohibidas en su automóvil. Edita Rumsas adujo que las drogas eran para su madre enferma. Rumsas, quien fue tercero en el Tour, negó las acusaciones. El corredor fue suspendido por el equipo Lampre después del Giro de 2003 tras dar positivo en un control realizado durante la ronda italiana, en la que culminó en el sexto puesto de la clasificación general.

Dopaje en el ciclismo español
El corredor español Roberto Heras dio positivo por EPO en la penúltima etapa de la Vuelta a España de 2005 cuando ocupaba el cuarto puesto en la clasificación general, la mejor posición de su carrera. Fue suspendido por dos años.

‘Operación Puerto’
El alemán Jan Ullrich, ganador del Tour en 1997 y el campeón del Giro de Italia Ivan Basso integraron un grupo de nueve competidores que fueron expulsados antes de empezar el Tour de 2006 tras descubrirse su vinculación con una investigación, ‘Operación Puerto’. Como consecuencia, Ullrich es despedido por el equipo T-Mobile y se retira del ciclismo en febrero del 2007.

Un italiano bajo sospecha
Ivan Basso, ganador del Giro, fue uno de los ciclistas investigados en la ‘Operación Puerto’. El ciclista italiano admitió en mayo de 2006 su vinculación con el escándalo ante el Comité Olímpico Italiano. Fue suspendido por dos años por intento de dopaje.

Una confesión con 10 años de retraso

El ciclista danés Bjarne Riis confesó en mayo del año pasado que usó EPO, para aumentar los niveles de glóbulos rojos, entre 1993 y 1998, incluyendo su participación en el Tour de 1996, el año que derrotó a Miguel Indurain, que buscaba ganar su sexta ronda gala. La dirección del Tour de Francia decidió retirarle el titulo de ganador de la edición de ese año.

Director Digital de TRIAMAX. Webmaster, emprendedor, techie, fotógrafo deportivo en SoyFinisher, ex triatleta y a veces runner. Twitter @juannito / Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend