Atletismo, Noticias

Siete pecados capitales

Ruben Piccato junto a sus hijos.

Siempre estuve ligado al deporte, desde muy chico, fútbol, basquet, voley. Poco a poco me decante por el basquet y lo practique durante 18 años, hasta una lesión bastante grave en 2001.
Para Navidad de 2008, y luego de años de inactividad descubrí que superaba el quintal (si señor 106,4 Kg.), así que luego de meditarlo todo el día siguiente, decidí volver a calzarme los cortos y para no andar con chiquitas dije en 2009 tengo que completar un maratón.

Visita de rigor al médico, al cardiólogo, al bioquímico, todos conocidos míos, que me miraban por encima de sus anteojos y me creían poco de lo que les decía.

Descargue un par de planes de entrenamiento de internet, ya que en mi ciudad (20.000 habitantes) no hay mucha tradición por el atletismo, ni grupos para entrenar, ni entrenadores que yo conociera.
Hasta mis familiares directos me miraban de costado, dudando, cuando les comentaba mi proyecto.

Hoy, 2000 km. de entrenamiento después y con 87.300 kg. acá me encuentro listo para salir a participar de la décima edición de la maratón Binacional Concordia (RA) Salto (ROU).

Hasta el 10 con las piernas
20/09/2009 – Salto (ROU)
8:00 Hs. Largada
Entrada en calor frente al club Remeros, 157 atletas desafiando la fría mañana. Hoy hace exactamente 8 años que me rompí el tendón de Aquiles. Quiero revancha. Fin de la cuenta regresiva, largada, euforia y gritos de aliento.
Vamos formando un lote de 10 corredores y un atleta en silla de ruedas. Mucho aliento de la gente desde los autos y de sus casas.

Soberbia. 42 km. es una distancia para cualquiera, que razón había para que entrenase hasta 90 km. semanales en los últimos meses. Esto va a ser fácil. 4 horas sobran para recorrer esto.

Codicia. Quiero ganarle al que esta a mi lado. Que digo… quiero ganar mi categoría. Que digo… quiero ganar la general, todas las medallas, los trofeos y hasta las banderas de publicidad.

Del 10 al 20 con la cabeza
Ya salimos de la ciudad, ya estamos en la ruta. Vamos alcanzando alguno de los que se apuraron al salir y las subidas los van dejando sin aire. Tenemos un pacer de lujo, Gerardo Re, y logramos llevar un ritmo parejo rumbo a las 4 horas.
Hermosos los campos uruguayos con el sol levantándose. Cuando queremos darnos cuenta ya cruzamos la frontera hacia Argentina. Cruzamos por encima de la represa de Salto Grande, que parece interminable por sus 5 km. de largo.

Gula. Que lentos que van la mayoría. Los voy a ir comiendo de a uno para no atorarme.

Lujuria. Que lindo va a ser subirse al podio, que todos te aplaudan, ser el ídolo de todos aunque sea solo un rato.

Del 20 al 30 con el corazón
Media maratón en el tiempo calculado, solo 5 segundos adelantados. Todavía sobra aire, conversamos y nos reímos, pero… siempre hay un pero, empiezan las subidas y bajadas. Las famosas cuchillas entrerrianas. Se van apretando los dientes, se terminan las risas. Por suerte la organización es perfecta, no falla la hidratación ni se escapa ningún detalle.
Ya en el km. 27 empiezo a sentir un cierto ahogo, me pesan las piernas. Aflojo como ya hicieron un par de compañeros del pelotón. En pocos minutos “descubro” músculos que ni sabía que tenía. Nunca pense que una persona se pudiera acalambrar en tantos lugares simultáneamente.

Envidia. Si pudiera mantener el paso de los que me pasan, que fácil van.

Hasta el final con el alma
Ya con el ritmo perdido, camino más de lo que corro. Las cuestas son interminables. Ahora ya sé porque la llaman la rompe piernas. Voy entrando a Concordia y voy al trotecito reconfortado por el aliento y el apoyo de la gente.
Vamos que son 42 carreras de 1 km., y no una de 42. No hay que darle bolilla a la cabeza. La mítica subida del km. 38 es mortal, desde un auto me gritan que no me desanime, que pasando esto ya esta. Saludo y sonrío. Solo pienso en no parar, no parar, no parar… Ya escucho los altavoces de la llegada. Solo me empuja pensar en mi familia, mis amigos, todo lo que entrené para llegar hasta acá.

Pereza. Caminando igual se llega, el reglamento no lo prohibe y  media hora mas o menos no hace la diferencia.

Ira. Van 4 horas largas de competencia y el arco del final todavía no se ve. Este recorrido debe estar mal marcado.Ya está. Ultimo retome y entrada al club Salto Grande de Concordia con los ojos llenos de lagrimas. 42195 metros. Medalla.Ya soy maratonista.  Ahh !! El reloj. Fueron 4:54:30.

Ojalá que todos puedan correrlo alguna vez, porque vale la pena. Se trata simplemente del arte por el arte, la sensación de libertad. Lejos de las estadísticas y los cronómetros. Ya estoy averiguando cuando y donde es la próxima.

Ruben Dario Piccato
DNI 21491268

Director Digital de TRIAMAX. Webmaster, emprendedor, techie, fotógrafo deportivo en SoyFinisher, ex triatleta y a veces runner. Twitter @juannito / Linkedin

0 Comentarios

  1. muy pero muy bueno casi me dan ganas de ir a correr a mi para vivir todo eso y eso que ya me lo conto en persona eh? si si yo lo conozco a ruben y ademas de ser una exelente persona es un muy buen atleta que a pesar de todos los dolores nunka se rinde… suerte en Bs.As. y hay que achicar las 4:54 vamos por el objetivo de las 4 ya lo tenes
    P.D.: A las que quieran conocerlo yo se los presento

  2. Rubén: leí tu trabajo. ¡Muy lindo! Yo nunca corrí maratón, pero tengo hijos que son muy deportistas y estoy al tanto de lo que significan los entrenamientos, las carreras, la alimentación adecuada y los relatos de cada uno de los momentos de un evento de ese tipo.
    Te felicito, además, por haber superado los momentos difíciles, que tan bien supiste contar en tu ralato, y que sirvieron para encarar otra actividad deportiva.
    Felicitaciones otra vez, y espero leerte en otra ocasión, sin pecados capitales!!

  3. FELICITACIONES PAPÁ !!!! TE APOYAMOS EN ESTA NUEVA EXPERIENCIA DEPORTIVA , PORQUE SABEMOS TODO EL ESFUERZO QUE LE PONES Y ADEMÁS SIEMPRE TRATAS DE SUPERAR TUS OBJETIVOS , TE QUEREMOS MUCHO Y CONTÁS CON TODO NUESTRO APOYO , SEGUI POR MUCHAS MÁS. UN BESOTE GRANDE.
    TU FAMILIA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend