Aventura, Ciclismo, Coberturas, Destacados, Especiales

Las aventuras de Willy y Harry

Willy Welles y Harry Ensink luego de completar la competencia en Argentina.

El viernes era la quinta etapa del TransAndes Challenge. En Huilo Huilo, tuvimos el día más duro de las seis jornadas. No por la distancia, la organización había decidido reducir de 65 a 55 kilómetros la etapa. Los grandes enemigos de los ciclistas eran la lluvia, el frío y el cansancio acumulado.

Se atrasó la largada, y a regañadientes, el grupo comenzó a pedalea bajo el agua. El lugar no dejaba de invitar a la aventura. La mayor parte del pelotón vino en busca de aventura, y no le importó las condiciones adversas de la jornada. De alguna manera, era previsible.

Dos aventureros
El pelotón del TrnasAndes estaba formado en su mayoría por ciclistas extranjeros. Los hubo de Sudáfrica, Panamá, Estados Unidos, Gracia, Costa Rica, Colombia, España. Pero dos personajes se llevaron la atención del viernes. Fueron Willy Welles, un tipo de unos 55 años muy parecido a Mik Jagger, y Harry Ensink, con poca pinta de ciclista y que apenas hablaba ingles. Ellos llegaron desde Holanda, para escaparle al frío y conocer la patagonia.

Willy y Harry llamaron la atención no solo por su pinta y por su fuerza para pedalear. Estaban liderando la categoría mayor de 100 años con suma comodidad. Su fuerza y coraje tienen una explicación. Holanda es uno de los países con mayor cultura ciclística del mundo, con cientos de kilómetros de bicicenda. La bicicleta es el medio de transporte más popular y tanto Willy como Harry aprendieron a pedalear antes que caminar.

Arrancaron la quinta jornada. Cargaron sus caramañolas, alimento, se abrigaron y llevaron algo de dinero por las dudas. Lo normal, para una prueba de travesía por la cordillera.

Pese al frío y la lluvia, fueron pedaleando a ritmo sostenido por los maravillosos caminos de la reserva natural de Huilo Huilo. Pero en un momento confundieron la señalización de la etapa. En un cruce, tomaron por donde se realizaría la sexta jornada y comenzaron a trepar un cerro, camino a la frontera argentina.

“Nos dimos cuenta que habíamos tomado el camino errado cuando alcanzamos el tope de una montaña y no había más que montañas en el horizonte. Pero quedamos cautivados por el paisaje. Decidimos seguir un poco más”, contó Willy. ¡Un error!.

El equipo español, de Pedro Vernis y Gonzalo Cevallos, que estaba por detrás de los holandeses, llegó a meta e informó sobre el extravió de Willy y Harry. Enseguida la organización montó un operativo de rescate encabezado por Pablo Sosa, director técnico de la competencia.

Detrás de los holandeses
Hipnotizados por el paisaje, la aventura y la adrenalina de estar en un lugar único, Willy y Harry continuaron pedaleando. Por detrás, Sosa y los equipos de rescate intentaban determinar cuál era el camino que habían tomado los holandeses.

En un momento, Willy y Harry optaron por tomarse un respiro y descansar un poco. Divisaron en el horizonte la casa de un lugareño. Un parador perdido, como ellos, en la cordillera. Hacia allí se dirigieron.

Mientras tanto, Pablo seguía la búsqueda de los aventureros. “Estábamos por llegar a la frontera cuando logramos ver las bicicletas apoyadas en un árbol”, relató Sosa. La escena era increíble. Willy y Hary se quedaron en ese parador. Había unos pozos con agua termal y allí se zambulleron. El lugareño aportó una botella de vino y el compromiso para llevarlos de regreso a Huilo Huilo.

“Cuando vimos esa situación, no lo podíamos creer. ¡Los queríamos matar!. Pero la felicidad que tenían esos dos hombres era increíble. Por suerte, todo quedó ahí”, contó Sosa, más tranquilo, por haber encontrado a los holandeses.

Una vez en el campamento, no faltaron las cargadas de todos los compañeros del pelotón. Y la sonrisa de Willy y Harry, era imposible de borrar de sus rostros.

La carrera quedó atrás, y tanto Willy como Harry se llevaron esta y muchas otras historias rumbo a sus casas. Cada uno de los extranjeros que estuvieron presentes en el TransAndes Challenge tendrán mucho que contar. Aquí una de las tantas historias que vivimos en la épica competencia.

¡Hasta el año que viene!

Texto: Marcelo La Gattina
Fotos: Fabricio Di Dio

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina
X

Send this to a friend