Atletismo, Aventura, Coberturas, Destacados, Noticias, Videos

Caos en la montaña


La lluvia le había puesto un toque más de color a la 9º edición del Cruce de los Andes. Los que vinieron a buscar aventura en el medio de la cordillera, estaban encontrando ese toque especial que le da el agua a este tipo de competencias.

Pero a medida que pasaron las horas, y el agua continuó cayendo, también fue complicando la logística y organización de la prueba. Los caminos que unieron el campamento uno, con el de la llegada de la segunda etapa, se fueron anegando.

En la jornada de ayer, se pudo comenzar a armar lo que fue la llegada de hoy, pero el agua caída, impidió que se completara el traslado de los elementos. Además, el paso del camión, que trasladó la primera tanda de contenedores, rompió un puente.

Una vez que comenzó la jornada de hoy, quedó armado la mitad del campamento en la llegada y el traslado del resto de los elementos, varados a cinco kilómetros, sin poder llegar.

Los corredores buscaron sus containers. La mayoría tuvo que ir al nuevo campamento que se formó.

Se puso peor
La situación impidió completar el armado del campamento dos en el lugar prefijado, y la organización decidió armar un segundo campamento a cinco kilómetros de la meta.

El gran problema fue que algunos corredores se encontraron con el contenedor en la zona de llegada y los bolsos a cinco kilómetros. Otros tenían todos sus elementos en el nuevo campamento y algunos, ni siquiera podían encontrar su container.

La sonrisa de los participantes, por haber cumplido con los exigentes 26 kilómetros de la segunda jornada, se fue borrando a medida que pasaban las horas. Las inmensas fogatas que se armaron y el asado, sirvieron para romper con el frío y recargar energías. Pero la situación, estaba lejos de mejorar.

Los fogones sirvieron para calentar a los participantes que cruzaban la meta.

Cansados, con frío, y mucha bronca, la gran mayoría de los participantes fueron bajando la montaña en busca de sus elementos. Algunos arrastraban la bronca de ayer, por quedar varados en el puente colgante y perder la lancha para cruzar el lago. Otros, se tomaron con tranquilidad la situación. “Estas son cosas que suceden en este tipo de competencias de supervivencia. Estamos en el medio de la montaña, hay que tomarlo con calma”, contaron Tracy Sproule y Stephanie Curren, dos norteamericanas que vinieron a conocer la patagonia con motivo de la competencia.

Por otro lado, muchos de los competidores fueron duros. “No vuelvo más a esta carrera. Ayer lo del río, hoy esto. ¿Si había pronóstico de lluvia, no se podía haber previsto esta situación?”, sostuvo Nicolás Méndez de Mar del Plata.

La Gendarmería cumplió un rol fundamental, el Unimog que estaba a disposición de la prueba, fue el único vehículo que comunicaba los campamentos. También había máquinas viales, que intentaron mejorar el camino, pero solo sirvieron para desencajar a los camiones que se habían quedado varados.

Reorganizarse
A medida que pasaban las horas, se pudo ir armando el nuevo campamento. Allí se montó una carpa en donde se fue sirviendo comida y bebidas calientes a los corredores. La situación fue retomando su curso. Sin embargo, muchos de los equipos optaron por dejar la competencia.

  • Pasó la tormenta
    Luego de la dura jornada, los organizadores lograron establecer los dos campamentos. La gran cantidad de equipos que dejaron la prueba fueron trasladados hasta Bariloche. El domingo, los ánimos se calmaron y la prueba continuó con un total de 950 personas que comenzaron la jornada final.En la llegada, sobre territorio chileno, no faltaron los abrazos, y lagrimas por completar el duro recorrido de las tres jornadas.
  • Palabra oficial
    Luego de la intensa jornada vivida en la segunda etapa del Cruce de los Andes, el director de la prueba, Sebastián Tagle, contó lo sucedido.

  • Veja mais fotos e vídeos de esportes >>

Por Marcelo La Gattina

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

13 Comentarios

  1. miren el comentario que hice y en que día, les paso el link

    http://www.triamax.com/index.php/destacados/2010/02/las-causas-del-fenomeno/

    lamentablemente para los corredores, algún día se le iba ir la mano al club de corredores con Sebastian Tagle a la cabeza, siempre anduvo en la cornisa abusando que la gente va a disfrutar y soporta cualquier inconveniente, pero como pasa siempre algún día se va todo y……

    ni hablar de gran parte del periodismo que siempre fue parte de esta farsa

  2. Siempre hay gente que quiere opacar las cosas, mi marido siempre corrio carreras organizadas por el club de corredores y jamas tuvo un inconveniente…contra la naturaleza no se puede y siempre surgen imprevistos que uno no puede controlar…fuerza a todos los que siguen compitiendo!!!!

  3. Todo por ratonear. Tagle tiene q saber que los pantalones vienen con bolsillos para meter pero tambien para sacar. Mas vale q no prometa, basta de vender humo. No sabía q iba a llover?? No cobró por un campamento en ese lugar? Hubiera alquilados 20 helicopteros, o un plato volador, lo q sea!! Bueno, q se la devuelva a los q se fueron!! A ver si lo hace!!! Hacete cargo “Director”!!!

  4. Jódanse por infelices!!! Ese Tagle es un ladrón y todos los que lo siguen unos idiotas!! Te cobran por correr en Palermo los atorrantes.
    Ojalá siga lloviendo y se hagan pelota todos los que están ahí (Tagle a la cabeza)

  5. desde BS.AS. fue muy dificiol saber q la segunda etapa fue traumatica, q hubo lamentables abandonos (muchos), pero me parecio inhumano q club de corredores ,se borre, de toda informacion,ante el primer inconveniente, debieron considerar q los inconveniemtes involucran a personas, esperemos q nuestros familiares hayan recibido mejor atencion q nosotros, hoy dia si hay algo economico es la comunicacion, si no se esmerarron en esto, q pudo pasar alla , pero seguro gastaron en marketing, por ultimo corredores , felicitaciones a todos , a los q finalizaron y a los q no, son todos ganadores!!!!!!!!

  6. Señores/as sus familiares se anotaron en una carrera de AVENTURA!!!! por eso la org. les pide la indumentaria, botiquin necesario para participar en este tipo de carreras. Sin ninguna duda el Director de la carrera con su experiencia como organizador piensa en las dificultades externas que puede tener, pero en la CORDILLERA DE LOS ANDES es muy dificil predecir todo lo que puede pasar!… Parece que los que comentan no tienen idea de lo que es la montaña y que en horas el clima puede pasar de sol a nieve.. Con respecto a la info de la pagina nose si sabran que los campamentos estan en el medio de la montaña y la comunicacion en esos lugares no es tan facil como algunos creen.Si yo soy corredor prefiero que los organizadores me atiendan bien y pongan sus energias en mi que estoy en competencia y no subir informacion a una pagina para comentar que estaba lloviendo y que iba a abandonar xq tenia frio y estaba mojado… Señores/as hagamos comentarios objetivos y sepamos que esto no es una carrera para irnos de vacaciones, sino vayan a dar la vuelta al rosedal, seguro que ahi no les va a pasar nada..

  7. Dario: te cuento , para tu ignorancia, existen formas para comunicarte desde el cerro, ya no muy sofisticadas, por EL SER HUMANO q me preocupe , no se asusta por el frio, ni por la lluvia, ni por los vientos, si no se hubiese anotado en una correcaminata de travestis en el rosedal junto a vos , y de vacaciones tenemos claro donde ir, la preocupacion pasaba , (ya no) , por motivos logicos vinculados a los afectos q tenemos las personas por nuestros seres mas queridos, gracias a dios y por lo q pude leer en la red somos varios , quedate tranqui que estas exeptuado

  8. Lo cierto es que hubo cosas no previstas (mucho tiempo de colas -puente/lancha-) no recuperado en tiempos de clasificación (nosotros perdimos 3 hs !!!!), y algunas cosas imputables directamente a la organización (pocas embarcaciones para 1500 tipos) pero el resto, tiene que ver con el clima. En mi caso, lo único que me molestó (aparte de que no hubo transfers desde el centro desde las 8 hs -pese a haberme dicho que habías hasta las 8.40hs- y tuve que ir en remise a la largada, largr 10.20 hs y de no poder cruzar el lago y volver por la cara escarpada) es que no se vió ninguna cara que brinde una explicación, desde el Viernes a la tarde en adelante. Eso me parece que es una mariconada directamente imputable a S.T y su gente. El resto todo bien, son carreras de aventura…a joderse. Sino…correr por Palermo, que no hay riesgo. Saludos.

  9. He corrido las 1ras carreras de aventura Del Club de Corredores hace ya mucho tiempo y la organizacion era mas o menos buena pero al ir pasando el tiempo me di cuenta que a Tagle solo le interesa la $$$$ y nada mas. Es triste pero es asi. Yo opte x lo sano,NO CORRER MAS SUS CARRERAS. Despues es como dice la gente en los comentarios de arriba,estan en las montañas y contra el clima no se puede pero si se puede prevenir. habria que darle la oportunidad a otra organizacion pero todos van a buscar solo nuestro dinero:( . Saludos a todos

  10. Cruce de los Andes 2010
    Este año fuimos testigos del noveno Cruce de los Andes, el desafío por todos esperado, la madre de todas las carreras de aventura, que en este año fue indomable.
    El Director de esta carrera Sebastián Tagle fue buscando rutas mas increíbles, dando a conocer a los participantes algunos de los mejores paisajes de la argentina. Buscando caminos más desafiantes, siempre con la experiencia de un buen clima que lo acompañaba.
    Pero en el noveno cruce, la cordillera y su clima cambiante potenciado por la corriente del niño, mostraron a la organización y a 1560 competidores su peor cara.
    Para algunos de nosotros, consideramos que el cruce se convirtió en una verdadera aventura, siendo el clima, las montañas y una organización quebrada por problemas que podían pasar y nunca se presentaron, este año sucedieron de manera salvaje. Los participantes se enojaron el primer día por dos embudos inexplicables en un puente y en un de un lago en el km 24 del circuito, en el cruce con tres embarcaciones que llevaban a 6 personas x viaje. A partir de allí cada complicación o tropiezo de la organización parecía justificar un comportamiento salvaje y violento, agrediendo a los empleados del La Escondida (Campo anfitrión este año) como así a la prensa, médicos, enfermeros y por supuesto a cualquier empleado del Club de Corredores, sin importar el rango.
    En el segundo día por las continuas lluvias el cuarto y quinto camión de nueve quedaron atascados luego que la ruta cedió. En los primeros tres camiones estaba la comida y 250 de los 1000 contenedores de los corredores. El resto de los camiones que no pudieron subir con los 750 contenedores y bultos que formaban el resto no pudieron pasar.
    Por decisión del Director del evento se armaron dos campamentos el 2 y el 2bis, a 5 km de distancia uno del otro, en el campamento 2 tenía la comida y el 2bis la mayoría de la ropa y las carpas, pero sin comida.
    Cuando los participantes llegaban y se encontraban que en el caso que su contenedor no estuviera allí, debían ir a 5km al campamento 2bis. Ahí empezó la violencia y los agravios. Con el paso de las horas la organización comenzó a equilibrar los campamentos pero los participantes prácticamente sin soporte buscaban sus cosa de un lado al otro, recorriendo los 5 km de por medio.
    Fue una muestra del peor comportamiento deportivo que yo haya visto. Turbas de gente descontroladas, atacando, agrediendo y amenazando a chicos y chicas de 25 años que no tenían responsabilidad alguna en las decisiones.

    Presencie el esfuerzo de 50 empleados del Club de Corredores que durante los 3 días trabajaron 21 horas diarias para sacar adelante la carrera, los empleados de “La escondida” que por orden del Sr Lewis y por motus propio se pusieron a disposición de la gente, el invaluable apoyo y colaboración de Gendarmería con su único Unimog y su personal lucharon para cuidar a los deportistas.
    En mi opinión los cruces anteriores fueron manejables, un poquito caminando y otro poquitito a pie, los esperaba un campamento con un rico asado y comenzó a crecer el numero de Domingueros con reposeras y contenedores llenos de vino, champagne, quesos y salamines, en lugar de elementos para enfrentar la hipotermia abrigos adecuados, carpas resistentes, etc.. etc…
    Pero esta vez fue una aventura que se convirtió en una odisea. Que supero a los débiles y le dio la justificación para abandonar la carrera, echándoles la culpa a los organizadores.
    Es muy difícil dejar conforme a 1500 personas de tan diversos niveles y edades, la ruta más adecuada para que se pruebe un corredor de elite no es adecuada para doña rosa y sus tres hijas con los yernos. La gente que se quejo de cosas vanas, como Lito “que no entendía como no había queso rallado…” o su hermano Hugo “que estaba enfurecido por que se acabo la salsa de tomate” ¿no estaban en la carrera equivocada? mostraron que la gente no entendió bien que es una Carrera de Aventura y que la cordillera de los Andes no es Disney, el viento no es producido por un ventilador del Club de Corredores, etc. Esto fue la inmanejable realidad de un desafío para hombres y mujeres duros, por más que en ediciones anteriores se dio el clima para que muchos troten, hagan tracking y coman un asadito, este año NO.
    Este cruce que fue muy duro por el clima y por una organización quebrada por las circunstancias, ¿no fue acaso un verdadero desafío?
    Cuando llegaron 1500 corredores con mala onda, enfurecidos contra Sebastián Tagle y su Madre. ¿No hubiera sido bárbaro que hubieran tenido un poco de espíritu deportivo y solidario, cargando una bolsa de fideos o una lata de tomate al campamento 2Bis?
    De parte de la Organización no hubo liderazgo para conseguir esto, pero si lo hubieran intentado no sé si lo hubieran conseguido. Aun que hubiera valido el intento.

    Andrés Tawil
    Testigo del Cruce de los Andes 2010

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend