Atletismo, Destacados, Natación, Noticias

Phelps y Bolt son humanos


Sus logros han movido las barreras de los límites humanos. Michael Phelps quebró todos los records en los últimos Juegos Olímpicos de Beijing. Luego de sus ocho medallas olímpicas, algo nunca antes alcanzado, se tomó su tiempo para disfrutar la vida fuera de la pileta. En su regreso, en el mundial de Roma del año pasado, no mostró su mejor versión, pero dejó destellos de su talento.

Desde el jueves se está disputando el campeonato nacional de Estados Unidos, algo así como un mundial, pero en un solo país. En su primera competencia, los 200m mariposa, siguió escribiendo los libros de historia. Al ganar la prueba, llegó a su título 49º a nivel nacional, algo que nadie alcanzó.

El día de la derrota
A pesar de la victoria, no se fue conforme. “No nadé bien, puedo hacerlo mejor”, comentó. Y llegaron los 200m combinados, otra de las pruebas en la que Phelps fue dominador entre 2004 y 2008 con sus dos títulos olímpicos. El año pasado en el mundial de Roma, su verdugo fue Ryan Lochte, con record mundial incluido. Por primera vez, se volvieron a ver las caras ayer.

A pesar de que Phepls dominó la prueba hasta los 150 metros, en el final, Lochte confirmó que es el nuevo monarca. Sin trajes supersonicos, estableció la quinta mejor marca de la historia con 1:54.84 y volvió a vencer a Phelps.

Lo bajaron
Otro de los reyes de Beijing 2008 fue Usain Bolt. Record del mundo en 100 y 200m llanos. Tres oros olímpicos y toda la gloria.

En el estadio olímpico de Estocolmo, Tyson Gay fue dominador de los 100m una nueva etapa de la Diamon Leage y se llevó la victoria con 9.84 segundos.

Desde el arranque Gay fue superior. La salida la hizo en 164 milésimas mientras que Bolt invirtió 176. El jamaiquino nunca pudo volver a la competencia. Y por la “abismal diferencia” de 13 centésimas, Bolt tuvo que reconocer la derrota.

Las cuestiones de la historia dicen que el 22 de Julio de 2008 había sido la última vez que Bolt fue derrotado. Justamente en esta misma pista de Estocolmo, en manos de su compañero de equipo Asafa Powel.

Esta fue la tercera vez que se enfrentaron Bolt y Gay. Había dos triunfos para Bolt, en Nueva Cork, con record del mundo en 9.72, y en el mundial de Berlín, también record del mundo con 9.53.

Las dos estrellas, Usain Bolt y Michael Phelps, un día demostraron que no son invencibles… ¿O será que se están preparando para nuevas hazañas? Seguramente nos seguirán sorprendiendo. Hay que esperar.

Por Marcelo La Gattina

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend