Atletismo, Destacados, Noticias

El show de las 24 horas en una cinta


Los que estaban a favor decían “Grande ídolo”, “Sos un ejemplo”, “¡Que aguante!”, “Tendrían que haber más personas como vos dispuestas a ayudar”. Los que estaban en contra: “lo que hace me parece una estupidez”, “¿es necesario esta movida para recaudar fondos?” o “la imagen que da es dantesca”. Estos son algunos de los comentarios que se escucharon en Plaza de Mayo, o se pueden encontrar en las redes sociales y paginas webs.

¿De que se trató la acción solidaria que llevó adelante Rodolfo Rossi? El objetivo era superar el record mundial de trote durante 24 horas en una cinta, que era de 258 kilómetros. Por cada kilómetro recorrido, distintas empresas, realizarían donaciones a la Fundación Desarrollo a través del Deporte.

La iniciativa de Rodolfo Rossi fue loable. Se realizó un gran despliegue en Plaza de Mayo y alcanzó la atracción de los principales medios televisivos y radiales del país.

“Un loco que esta corriendo en Plaza de Mayo siempre es una atracción para los medios. La movida fue más económica que organizar una carrera y generó más retorno”, sostiene Patricio Strauss, Gerente de Marketing de New Balance, una de las marcas que estuvieron presentes.

Satisfecho a medias
El show comenzó el miércoles a las 7 de la tarde con un clima desfavorable. El calor y la humedad no son amigos de las pruebas de resistencia. Pero Rodolfo ya tenía todo programado. “La idea es correr 12 kilómetros por hora, y descansar entre 5 y 7 minutos por hora”, le comentó a Matías Martín en el programa Basta de Todo por Radio Metro el martes por la tarde.

El plan era ambicioso. Hasta las 10 horas Rodolfo venía bien. El ritmo que llevaba variaba entre el 60 y el 70 por ciento de su capacidad máxima, los niveles hemodinámicos eran normales y la alimentación era adecuada. Pero todo cambió alrededor de las 5 de la mañana. Rodolfo colapsó y tuvo que parar. Fue el momento de mayor tensión en Plaza de Mayo.

“Sufrió lo que se llama Efecto Vagal, un cuadro de deshidratación, diarrea, mareos y vómitos. Un síntoma al que están expuestos los atletas que realizan pruebas de estas características” sostiene José Ghergo, médico personal de Rodolfo. El cuadro se potenció por las malas condiciones climáticas: baja presión, alta temperatura y humedad,

“Quiero seguir, pero no voy a hacer ninguna locura. Si consideras que tengo que abandonar, lo voy a hacer” le dijo Rodolfo a su médico. Y a partir de allí se cambió el objetivo: completar caminando las 24 horas.

¿Mal preparado?
Para llegar al objetivo realizó unos 140 kilómetros semanales y una planificación a cargo de Daniel López, reconocido entrenador en el ambiente de los ultramaratonistas.

Como antecedentes, Rodolfo tiene 2h33m51s en la maratón de Rosario 2002, en su debut en los 100k de Taiwán, el 16 de noviembre del año pasado, marcó 10h15m y para ganar 50km de Monte el 3 de julio hizo 3h39m37s.

“Estaba bien preparado y tiene una gran experiencia, lo que no ayudó fue el clima” sostiene Strauss, que además es atleta y se interiorizó de la preparación de Rodolfo.

“El entrenamiento y la preparación permiten retardar o evitar cualquier tipo de cuadro de salud, pero son parte de los imponderables a los que se exponía Rodolfo”, agregó José, que trabaja junto a Rodolfo desde hace tres meses.

Los errores
El despliegue dejó una experiencia y se tendrá que aprender de ella si se quiere repetir en el futuro. “Se pagó caro la falta de experiencia en este tipo de pruebas. Y Rodolfo lo tiene claro esto”, sostiene Ghergo. Mientras que Strauss asegura que “fue muy ambicioso el objetivo, pero sirvió”.

Rodolfo manejó la situación hasta los 100 kilómetros iniciales, según lo planificado y la experiencia en carreras. Pero a partir de allí fue todo cuesta abajo. Se sostuvo por su voluntad y la arenga de la gran cantidad de público que se dio una vuelta por Plaza de Mayo.

“Me siento bien, pero de piernas estoy destrozado” aseguró Rodolfo luego de 12 horas de estar sobre la cinta.

“Faltó trabajo de fuerza resistencia, un aspecto que no tienen en cuenta la mayoría que se entrenan para pruebas de resistencia”, afirma Ghergo.

“Seguí para no defraudar a todo el equipo de trabajo y por la Fundación. Siempre hay imponderables…” sentenció Rodolfo luego de completar las 24 horas sobre la cinta y un total de 173,3 kilómetros.

El personaje
Sin duda que el show de Rodolfo logró meterse en el común de la gente y en los medios, consumidores de estas noticias. Lo lamentable es que se necesite llegar al extremo de la capacidad humana para llamar la atención.

No estamos acostumbrados a este tipo de acciones. Y a partir de esta iniciativa, esperemos que desde el deporte surjan otras para lograr un fin benéfico. Pero que sean un poco más humanas. Hay otras alternativas.

Por Marcelo La Gattina
| Twitter @mlagattina

  • Desafío
    Cuando Triamax consultó sobre el caso al mejor ultramaratonista del país, Gustavo Reyes, prefirió reservar su comentario, pero desde su facebook, soltó el retó. “Si quieren los sponsors en 2011 bato el record de correr en cinta durante 24hs y superar los 258km”. ¿Se animará?
  • Las empresas que apoyaron la acción solidaria fueron Gatorade, Sierra de los Padres, Arcor, Grupo Darc, Granix, Sportfacilities, New Balance y Cybex.
Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

3 Comentarios

  1. La verdad me parece patetico, lo que hizo. primero que no es necesario hacerse la victima para quedar como un heroe solidario. El que hace algun deporte para que la gente diga, que groso que es, es defenestrante, el que hace el deporte por satisfaccion personal ahi me parece que tiene sentido. realmente hay otros medios de ayudar, que estos. Espero que no se repito ningun patetico episodio de estos con la excusa de ayudar alguna causa(benefica) Repito hay muchos medios mas. La realidad es que hay mucho gente que puede batir ese record, de echo en el pais. pero seguro que los que lo pueden hacer les parece una estupidez total.

  2. Para poner algun paño frio al duro el comentario de Maxi…Claro es q Rodolfo Rossi puede haber subestimado el desafio..pero no cabe dudas q le puso huevo para poder terminar..yo estuve y lo vi muy mal en algunas etapas, pense q no podria aguantar…Puede haber muchas otras formas de ayudar a una Fundacion pero Rodolfo logro su objetivo solidario y eso es loable para mi…mas facil es estar polemizando aqui (como yo…) y no aportar un solo peso a la gente q lo necesita. Ojala surjan muchos mas desafios deportivos para captar buenas voluntades. No me parecio una estupidez…

  3. Hola, lo conozco a Rodolfo hace unos cuantos años y me parece que en la vida hay que proponerse nuevos proyectos para seguir creciendo; solo persiguiendo lo imposible se consigue lo posible…y en el camino se aprende…desde siempre te apoyamos Rodo!!! a recuperarse ahora, saludos!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend