Destacados, Especiales, Fotos, Noticias, Triatlón

Misión cumplida


La mañana del viernes no fue una más para la escuela de enseñanza especial APADIM (Asociación de Padres y Amigos del Insuficiente Mental) de Río Tercero. Tras varios meses de esfuerzos y trabajo constante, se finalizaron las obras y se pudo inaugurar el gimnasio donado por el triatleta Oscar Galíndez.

Pasadas las 15:30, los 100 alumnos que concurren a la escuela recibieron al atleta con una enorme bandera que decía “Gracias por tu gesto de amor”.

“Más allá de la donación para que funcione el gimnasio, lo más importante es la gran felicidad que tienen todos estos chicos. A todos ustedes les tengo que agradecer porque me tomaron sinceramente de sorpresa y no sabía que iba a tener este recibimiento tan emotivo”, comentó Galíndez que no pudo evitar las lagrimas.

La acción solidaria fue parte del Proyecto Oscar Galíndez Solidario, que se concretó tras la venta de 15 inscripciones para el próximo Ironman de Brasil. Parte del dinero recaudado fue destinado para materiales y puesta en funcionamiento del gimnasio que llevará el nombre del atleta.

“Con esto llegó la hora de devolverle a mi ciudad todo lo que me dieron en estos 25 años ininterrumpidos dentro del triatlón” agregó el atleta de 39 años.

Otro de los momentos emotivos de la tarde fue cuando los chicos de la escuela le regalaron una remera de la institución y una estatuilla en reconocimiento a su gesto.

En el final, un cura bendijo la sala, se descubrió una placa y a partir de allí los chicos comenzaron a disfrutar del nuevo espacio de la escuela.

Fotos: Marcelo La Gattina | Twitter @mlagattina

 

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend