Ciclismo, Destacados, Especiales, Noticias, Perfiles

La radiografía del campeón

[adrotate banner=”2″]

A los 34 años Cadel Evans se convirtió en el ganador del Tour de Francia de mayor edad en las últimas 88 ediciones. Sus ojos azules, su cara cuadrada, su bajo perfil y la forma de ganar esta competencia le permitieron conquistar el corazón del mundo y el de todo el pelotón.

Nacido el 14 de febrero de 1977 en una granja aborigen de Katherine, Australia, la primera bicicleta de Cadel se la construyeron su padre y su tío, con piezas de autos. Su sueño de ser ciclista casi queda truncado. A los 8 años estuvo una semana en coma tras recibir una patada de un burro.

Pero desde que entró al ciclismo en 2001, no era uno de esos ciclistas mirados con buenos ojos. A pesar de tener toda la potencia que le dejaron sus años en el mountain bike, con dos títulos mundiales en 1998 y 1999, en el pelotón, se lo catalogaba de ruedero.

Su primer vínculo con las ruedas finas llegó con el equipo Canondale – Saeco, pero al año siguiente pasó al Mapei. Allí lo descubrió Aldo Sassi, quien fue su entrenador. “Puedes ganar el Tour”, fue una de las primeras cosas que le dijo.

En Italia se enamoró de Chiara Passerini, una pianista con la que se fue a vivir a Suiza. Con los años, la relación con Sassi se convirtió en amistad. Juntos compartieron el gusto por el buen vino. Cadel llegó a hacer el curso de Somelier y las tardes de degustación de vinos y charlas de ciclismo con Sassi eran interminables.

Aunque era metódico para entrenar, los resultados no eran los mejores. Solo había chispazos. En 2002 sorprendió al vestirse un día de rosa en el Giro de Italia, en 2004 debutó enla Vuelta siendo uno más. En 2005 llegó al Tour, la prueba que lo motivó a ingresar al ciclismo al ver al español Miguel Indurain romper todos los límites en sus años de gloria. Sorprendió con un 8° puesto integrando el equipo Davitamon Lotto, donde predominaban los clasicómanos (NdR: corredores de pruebas clásicas, y que buscan solo ganar etapas).

A partir de ahí, el Tour se convirtió en una obsesión. En 2006 fue 4°, en 2007 y 2008 fue 2° detrás de los españoles Alberto Contador y Carlos Sastre por tan solo 27 y 58 segundos. Fue muy doloroso y las posibilidades de ganar parecían que se le escapaban de las manos.

En 2009 se focalizó en el Campeonato del Mundo. Buscó el triunfo enla Vuelta España, pero una pinchadura durante una subida, lejos del auxilio, lo llevó a perder el título. Se sacó el peso de la derrota dos semanas después ganando del mundial de ruta en Mendrisio, Suiza.

La gloria
Mientras que en el ciclismo se hablaba de doping, Cadel era el único de su generación alejado del flagelo de las drogas. Su nombre nunca llegó a estar involucrado. “No hablo de doping. La mejor respuesta es dar el ejemplo”, sostiene.

El 2009 parecía ser su año. Afianzado como líder del equipo BMC, formado tras la desaparición del Phonak, llegó a vestirse de amarillo, pero una caída lo dejó con una fisura en el codo y sin posibilidades para el triunfo.

Ya era uno de los referentes del pelotón. A la planificación de Sassi se le agregó el trabajo del belga Mario Aerts, compañero de ruta y sparring de Cadel. La amistad entre ambos se formó luego de compartir el equipo Davitamon Lotto. Mario lo convirtió en un ciclista más humano. Uno de los últimos golpes de su carrera fue la desaparición de Sassi, fallecido en diciembre por un tumor cerebral.

Pocos confiaban en que este año podría quedarse con el Tour. “Mi hijo tiene el Tour entre ceja y ceja. Y no parará hasta ganarlo”, sostuvo su padre al inicio de esta competencia. Y finalmente se dio.

Las lagrimas de Cadel en el podio de Grenoble, donde consolidó su triunfo, fue el punto más alto de la carrera deportiva de un ciclista que se construyó a si mismo, superó todas las barreras que se le pusieron por delante hasta llegar a cumplir el sueño.

Nota: Marcelo La Gattina | Twitter @mlagattina

LA PALABRA DE CADEL

“Esta victoria es un proceso de muchos años de trabajo. Y en eso tiene mucho que ver Aldo Sassi, todo se lo debo a él”

“Cuando gané el mundia, fue una explosión de alegría. El Tour es un trabajo cotidiano, y la alegría solo llega al final”

“Me han hecho daño muchas veces. Durante años tuve que leer que era un perdedor 

Carrrera Giro Tour Vuelta
2002 14° (1 día lider)
2003 abandono
2004 60°
2005
2006
2007 2° (1 etapa)
2008 2° (5 días lider)
2009 30° 3° (1 día lider)
2010 5° (1 etapa 1 día lider) 26°
2011 1° (1 etapa)
Otros: En 1998 y 1999 fue campeón mundial de MTB, en 2009 en ruta.
Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend