Destacados, Perfiles

En primera persona: Galindez y el Ironman de Cozumel

Tras la caída, hecho una milanesa.

Otro Ironman adentro. Cada uno es diferente y deja una enseñanza. Cozumel es un lugar fantástico, el lugar, el agua cristalina… dan ganas de volver cada año.

En el PC, últimos detalles antes de la largada

Aunque todavía me encontraba en el camino de recuperación de la lesión de los flexores de cadera, el test que hice en el GP Triatlón de Camboriu me dejó bien motivado para el final de la preparación.

El objetivo de la prueba era hacer una natación fuerte, cuidarme en la bici y lograr una buena maratón. Salió a medias.

La natación fue fantástica. Fueron 49 minutos y prendido con varios favoritos, incluso salí ahí nomás de Michael Lovato, que luego resultó ganador.

Luego en la etapa de ciclismo fui cumpliendo con el plan, a pesar que desde el comienzo de la etapa note que no estaba en mis mejores días, no conseguía lograr una velocidad crucero me costaba encontrar mi ritmo, pero me mantenía entre los top 15.

A partir de la segunda mitad comencé a sentir fuertes dolores en los glúteos. Era tremendo. Tuve que bajar el ritmo y casi parar. No la estaba pasando bien. El grupo en el que estaba rodando se me fue. Yo solo pensaba en superar esa situación.

El mejor aliento, el de mi hija Sofi.

Logré volver a la carrera. Cuando de repente… ¡¡blom!! Estaba en el suelo, sin entender mucho como pude llegar ahí.

Por el kilómetro 140, pasando un puesto de hidratación, un amateur que iba delante de mi se movió bruscamente e imprudentemente para el medio de la ruta. No se si se le cayó una caramañola, estaba mal o si había aprendido a pedalear máximo un año atrás… #!@#, pero se vino derecho a mi trayectoria.

Por suerte yo iba tomado de arriba de la forma y alcance a poner el hombro. Le pegue fuerte. Salí despedido a la banquina de arena. Por suerte caí ahí y amortiguó el golpe. Estaba enfurecido y no sabía que hacer. Volví para ver al atleta, nunca supe quien era. Había quedado en el suelo y parecía lastimado como si lo hubiera atropellado un vehículo y un staff lo estaba asistiendo.

Revisé la bicicleta, excepto el revestimiento de arena todo estaba en orden. La había sacado baratísima. No había roto nada y podía seguir. Estaba lleno de arena por todos lados, parecía una milanesa.

Me subí, comencé a rodar lentamente y chequear que esté todo bajo control. Inmediatamente me di cuenta de la fuerza del golpe cuando vi en mi manillar el brazalete blanco de competencia del otro corredor. ¡¡Se lo había arrancado!!

A partir de ahí intenté limpiarme con agua y rondando. Había perdido muchísimo tiempo y solo quería llegar al PC para comenzar a correr.

La maratón tuvo dos etapas: la primera mitad excelente, y la segunda muy mala. No voy a poner de excusa la caída. Por suerte tampoco tuve problema con las lesiones que venía arrastrando.

Lo mejor del fin de semana fue haber podido cumplir con otro proyecto solidario, sentir el reconocimiento de todos los atletas y compartir con mi familia este viaje.

A descansar, planificar la recuperación y los próximos objetivos.

Oscar Galíndez
www.oscargalindez.com 

Foto: Facebook, Archivo personal OG

Final y otro ironman que quedó atrás.

 

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

8 Comentarios

  1. Jaime, si yo estoy en un Ironman y otro que va adelante hace una maniobra y me tira o me choca como dice Galindez, realmente me va a dar ganas de matarlo mas que ver como esta. Si cuando me levanto veo que lo estan asistiendo sigo con la carrera. Si soy yo el que genera el accidente paro y me quedo al lado del tipo hasta que se suba en la bici otra vez. Mas teniendo en cuenta que es una carrera sin drafting y que Galindez no pedalea en grupos donde se arma peloton, sino que va bien solito

  2. Jaime, por lo visto, no has leido la nota como corresponde o nunca te pasó algo similar, mas cuando el otro u otros tantos corredores inexpertos ponen en riesgo la vida de los demas con maniobras peligrosas, muchas veces tenes que esquivar caramgnolas que los idiotas tiran en el medio de la pista y no al costado.
    Me parece que el que tiene que aprender sos vos,
    Saludos.

  3. Jaime, debes ser amigo del atleta que le hizo caer, si lees bien, dijo que fue a ver al atleta y ya lo estaba viendo un staff de la organizacion, aparte no podes insultar y decir que es inhumano, aunque puede que tengas razon, porque cuando el compite a demas de ser un gran atleta, lo hace con fines solidarios para ayudar al projimo. y vos lo unico que aportas a la humanidad son insultos y envidia.

  4. Quiero pensar que tu excelente condicion fìsica te salvó de una desgracia cierta. La bici quedó sana y vos tambien! Conozco casos menos felices, por lo que me alegro que hayas sorteado el inconveniente y sigas adelante.

    El que tropieza, avanza dos pasos. Vamo’arriba.

  5. Jaime no tenes derecho de hablar , primero porque no entendes , no sabes realmente que paso y aun mas estoy seguro que no conoces a Oscar , con todo respeto te pido que no escribas boludeces y si es lo que quieres hacelo en la pagina de chimentos televisivos , De onda loco que tengas un buen dia

  6. Me sumo a intentar que Jaime entienda…lo subimos a una bici lo lanzamos cuesta abajo (la unica forma de rodar a 40 me parece para este pibe) y le tiramos un par de caramañolas, algunos riders complicandos con los pedales jajajaja y vemos que pasa!!!!!!!!!!!!
    Oscar me sigue asombrando tantos años y sigue para adelante es increible y un buen ejemplo para imitar..y un cuerpo y mente privilegiados para soportar tanto!!!
    Saludos

  7. Jaime: Galindez es un profesional!!, y comparto lo que dice Ezequiel. Y de acuerdo a tu comentario respecto al tema, vos debes ser un BICHO como ese que se cruzo. Tenes que informarte mejor antes de hacer esos comentarios y aprender mas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend