Destacados, Entrenamiento, Nutrición

Nutrición: Que la fuerza te acompañe

Foto: archivo | tw @mlagattina

Seguramente unos de tus objetivos es mejorar cada día tu rendimiento deportivo a través del entrenamiento. Existen muchos factores que están íntimamente ligados a tu performance tanto en la competencia como en la preparación previa, incluyendo aspectos a veces descuidados como la hidratación y la nutrición.

Esta es una de las razones por las cuales debes cuidar la alimentación previa al ejercicio, ya que cuando le aportas a tu cuerpo los nutrientes que requiere, puedes retrasar la aparición de la fatiga y llevar a lo más alto los efectos de tu entrenamiento.

Para la mayoría de los corredores, su entrenamiento comienza con el calentamiento o entrada en calor, sin embargo, realmente inicia cuando le das previamente a tu cuerpo el combustible adecuado para iniciar el esfuerzo. Esto es conocido comola PREPARACIÓN ENERGÉTICA, que consiste justamente en aportar al organismo los líquidos y los nutrientes que requiere para empezar el ejercicio en óptimas condiciones y obtener los mejores beneficios de tu rutina de entrenamiento.

Durante el ejercicio, los carbos representan el principal combustible para los músculos que están activos, almacenándose en forma de grandes moléculas llamadas glucógeno, tanto en tus músculos mayormente, así como en menor medida en el hígado. La estructura de este glucógeno favorece que se rompa fácilmente para dar energía a tu motor.

Los carbos de los alimentos son digeridos, absorbidos, llevados a la sangre y transportados a los músculos para ser convertidos en glucógeno que será utilizado en el momento del esfuerzo. Esto se conoce como PREPARACIÓN METABÓLICA y es un proceso muy importante, pues el llevarlo adelante adecuadamente decidirá que tipo de combustible utilizarán tus músculos y por ende tu capacidad de performance.

Durante la carrera o la competencia, el cuerpo quemará una mezcla de carbos (glucógeno) y grasas, los primeros son el combustible con el cuál tus músculos trabajan óptimamente, pero a su vez el que más rápido se terminará de agotar. La aparición de la fatiga en el esfuerzo está muy relacionada con la caída drástica o el agotamiento de los almacenes de glucógeno muscular, de hecho el famoso muro en las carreras de 42 K no es más que el vaciamiento de estos almacenes. Por ello el consumo de carbos, entrenar estas variables de la mano de una adecuada hidratación y nutrición antes, durante y después, será parte esencial de nuestra preparación que nos permita expresarnos al máximo de nuestras posibilidades.

Por: Dr. Pablo Corinaldesi
M.N 98027
Especialista en Medicina del Deporte.
Miembro Oficial del Consejo Latinoamericano de Educación y Ciencias del Gatorade Sports Science Institute

Foto: archivo | tw @mlagattina

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend