Destacados, Especiales, Olímpico

Mark Spitz: 40 años de una leyenda

El 4 de septiembre de 1972, el norteamericano Mark Spitz entró en la historia más grande del deporte mundial al coronar su séptima medalla dorada en un mismo juego olímpico. La posta de 4×100 combinados en la que formó parte en el segmento de mariposa, fue la ganadora con un tiempo de 3m48s16, fue record del mundo, al igual que las otras seis victorias que coronó Mark. Comenzaba la leyenda.

Padres de tres hijos, Arnold y Leonore dejaron Modesto, California, en 1952, para mudarse a Hawai cuando Mark tenía 2 años. En las playas de Waikiki Beach aprendió a nadar. A los 6 años se integró la escuela de natación local y comenzó a destacarse.

Fue a los 9 años que lo descubrió el entrenador Sherm Chavoor, su mentor y artífice de la estrella. Ya con 10 años, Mark tenía 17 records nacionales y un record mundial.

A los 14 años la familia se mudó nuevamente y George F. Haines, fue su entrenador en el club de natación Santa Clara, California donde continuó formando a la estrella que ya dominaba todas las disciplinas.

Un argentino se cruzó en el camino
En 1964, cansado de la falta de apoyo y de estructura para desarrollar su carrera profesional, la estrella del momento en la modalidad de mariposa, el argentino Luís Alberto Nicolao, recibió una beca dela Universidadde Standford, la misma donde entrenaba Spitz.

“Cuando llegué me explicaron que debía ayudarlo, corregir su estilo y asesorarlo en las competencias. Fue lo más grande que ha dado la natación. Hasta establecía récord mundiales en los entrenamientos”, recuerda Nicolao en una entrevista a la revista Sportmax. El argentino había logrado dos records mundiales en 1962 en los 100m mariposa.

En 1965, en los Juegos Macabeos, fue el primer evento internacional que formó parte Spitz. Con 15 años ganó 4 medallas doradas. Un año después fue oro en 100m mariposa en el Campeonato Nacional, el primero de los 24 títulos que cosechó en su carrera.

Para 1967 su popularidad se multiplicó tras quebrar el record del mundo en 400m libres en un pequeño torneo de California. Ese mismo año se llevó cinco medallas de oro en los Juegos Panamericanos de Winnipeg, incluso superando en los 100m mariposa al propio Nicolao, que fue tercero.

El debut olímpico llegó en México 1968 donde ganó dos medallas doradas integrando las postas de 4×200 y 4×100 libre. A pesar de su dominio en los 100m mariposa, en la final fue superado por su compatriota Douglas Russell, en un podio completo de norteamericanos.

El argentino Nicolao era llamado a meterse en ese podio, pero por un problema organizativo, llegó tarde a la semifinal y quedó fuera de competencia. Si se enfrentaron en la prueba de los 100m libres, donde Spitz fue tercero y Nicolao séptimo.

Tras México 68, Spitz pasó a representar oficialmente ala Universidadde Indiana bajo las órdenes del entrenador Doc Counsilman, con el que venía trabajando en la previa del debut olímpico.

El Tiburon
Los triunfos y records de Mark continuaron en el Campeonato Universitario de 1971. Allí coronó 8 victorias en pruebas individuales que le valieron el apodo de El Tiburón.

Llegó a la sita olímpica de Munich 72 como estrella y en plenitud. Paradójicamente su victoria número siete se concreto horas después de que terroristas palestinos irrumpieran en la Villa Olímpica y asesinaran a 11 atletas israelíes.

La famosa foto con sus siete medallas, slip y bigote fueron un icóno para la historia del deporte. Luego del retiro, su biografía “La extraordinaria vide de un Campeón Olímpico” vendió millones de ejemplares. Es referente y buscado para dar charlas de motivación por todo el mundo.

En total Mark Spitz coronó nueve medallas de oro, una medalla de plata, y una de bronce. En los Juegos Panamericanos acumuló cinco oros y un total de 33 records mundiales.

Una imagen distintiva
Un slip, un bigote y nada más. Así corría Mark Spitz. En esa época, las antiparras aún no estaban permitidas, el gorro no lo usaba por elección y ese bigote era para aparentar mayor edad, según reveló en una nota a la revista Time. “Cuando fui a los Juegos de Munich, tenía la intención de sacarme el bigote. Pero todos estarían hablando de mi nuevo look y decidí dejármelo. Un entrenador Ruso me preguntó si no me frenaba en la competencia. En broma, le respondí que era una especia de deflector para mi boca y que así me favorecía para nadar más rápido. Años después, note que los nadadores rusos tenían bigote”. 

LOS 7 OROS 
100 metros libres, 100 metros mariposa, 200 metros libre, 200 metros mariposa, 4×100 metros libres, 4×200 metros libres y 4×100 metros combinados.

Por Marcelo La Gattina | tw @mlagattina 

Fuentes consultadas
Revista Sportmax, nota realizada por Analia Pando, Revista Time, nota Alice Park,
Libro de los Juegos Panamericanos 1951-2011 de Ernesto Rodríguez III, Biografía Mark Spitz. 

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend