Deportología, Destacados, Entrenamiento

Corre concentrado

42KBA2012_MLG0887

 Tener una buena preparación física y habilidades técnicas en el deporte que un atleta practica es fundamental para el adecuado desempeño deportivo. Lo que también es importante, es mantener la concentración durante los entrenamientos o las competencias. Pero, ¿qué significa estar concentrado durante la práctica deportiva?

Para trabajar este aspecto es fundamental entender lo que significa estar concentrado; y eso implica atender únicamente aquellos aspectos relevantes de la actividad deportiva que se realiza y no prestar atención a estímulos insignificantes para la actividad.

Intentar concentrarse es una destreza como cualquier otra que puede ir desarrollándose con práctica y entrenamiento. No siempre resulta fácil el hecho de concentrarse en un solo aspecto y olvidarse del resto. A veces un atleta está concentrado un rato en algún aspecto específico y por momentos ese foco de atención se pierde y no sabe cómo volver a dicho punto de interés.

Entonces, así como se entrena un gesto técnico para que salga correctamente, sucede lo mismo con la concentración.

Existe una multiplicidad de técnicas que preparan al deportista a seleccionar aquello que les interesa y a desestimar lo que no es importante.

Claves para lograr la concentración
Para lograr aplicar alguna técnica de concentración,  lo primero que el deportista debe hacer es  intentar detectar y controlar  los factores de interferencia más relevantes durante la práctica deportiva. A veces estos pueden ser internos (pensamientos negativos, dudas, miedo), pero también externos (voces, ruidos, publico, etc.)

Luego es fundamental empezar a entrenar la capacidad de concentrarse, así como también ir determinando los distintos focos de interés durante cada momento.  A veces el deportista puede utilizar señales verbales para focalizar su atención.

Por ejemplo, es bueno para mantenerse enfocado que uno se diga a sí mismo alguna palabra positiva  luego de una buena performance. Así se evitan los pensamientos y sentimientos distractores.

Por otra parte, muchos deportistas informan que pierden la concentración comúnmente luego de cometer un error. Frente a dicha situación, se puede ir entrenando con el deportista la posibilidad de que luego de haber cometido el error se pueda ensayar mentalmente la ejecución de esa misma destreza perfectamente, en vez de darle más vueltas al error.

El propósito de esta estrategia es evitar el juicio y la culpa que rompen la concentración.

Otra estrategia para poder mantener la concentración se relaciona con la capacidad de tener algún tipo de ritual de ejecución. Es muy común en el tenis, por ejemplo, observar como un jugador que va a realizar el servicio se golpea las zapatillas o pica la pelota varias veces para mantenerse en foco.

A todo deportista puede serle útil desarrollar rutinas específicas y personales, que le permitan tomarse un tiempo y centrarse en lo que va a hacer a continuación.

Si bien algunas estrategias para desarrollar la concentración fueron explicadas sintéticamente en los párrafos anteriores, existe una multiplicidad de estrategias para entrenar la concentración dependiendo del deporte que se practique (técnicas de visualización, entrenamiento de auto diálogo, evaluación psicotécnica para evaluar niveles atencionales, etc.)

Pero lo importante a destacar es que, al igual que la preparación física o la constancia en la práctica del gesto deportivo, esta destreza requiere de entrenamiento para mejorarla. Por ende es importante que el deportista pueda analizar y descubrir que causas lo distraen con más frecuencia y amenazan su capacidad de concentración.

Lic. Maria Luciana Vainstoc
Psicóloga Deportiva
lvainstoc@hotmail.com

 

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend