Aventura, Destacados, Noticias

Un Tetra espectacular

tetra

(Diario Rio Negro) Con nieve, lluvia y barro. Así se corrió ayer la edición 27 del espectacular Tetratlón Chapelco, que reunió a 397 atletas para consagrar un podio bien variado: el sanmartinense Ricardo Curruhuinca en lo más alto, seguido por Edgardo González, de Esquel, y el roquense Maxi Morales. La primera dama en arribar a la meta en el corazón de la ciudad fue Yanina Ferroni, también de Roca.

El gobernador Jorge Sapag recibió al múltiple campeón Curruhuinca (el de ayer fue su quinto podio), quien se desplomó en llanto, sonrisas y abrazos. El dueño de casa, quien gano ayer por segunda vez consecutiva, marcó un tiempo de 4 horas, 18 minutos y 23 segundos para los 88 kilómetros de carrera, aunque hubo acortamientos conforme las condiciones de seguridad por el mal tiempo. El segundo llegó con una diferencia de 10:45. A su turno, Yanina Ferroni clavó un crono de 5:39.48.

La prueba estuvo plena de circunstancias cambiantes, modificaciones en el ordenamiento, abandonos y esfuerzos titánicos por completar las distintas etapas, algunas de las cuales se hicieron por momentos muy pesadas con la tormenta.

A las 10 en la plataforma 1.600 de Chapelco y bajo una cortina de nieve, un mar de pecheras violetas se lanzó al primer tramo de esquí, que debió ser modificado horas antes debido al temporal que desde las primeras horas de la mañana ya se cernía sobre la montaña. Aun así, resultó extenuante.

La primera etapa exigió descensos y trepadas con las tablas al hombro, en cerradas formaciones y sectores de nieve honda. Luego, los deportistas encararon el segundo y renovado segmento de running, ya que en esta edición se modificó el tradicional ordenamiento del mountain bike luego del esquí.

El trazado cruzó tierras de la Comunidad Vera, en un descenso muy complicado por las condiciones de lluvia y barro.

En esas extremas condiciones los corredores llegaron a la costanera frente al lago Lácar. Desde el parque cerrado iniciaron el tramo de kayak hasta Catritre y retorno a la cubeta oriental del espejo de agua, siempre bajo la custodia de Prefectura naval en esta etapa. La vuelta en el lago fue muy complicada, por el viento cruzado y las olas. Cumplido ese tramo se inició la vuelta al circuito Arrayán en mountain bike, por tierras de la Comunidad Mapuche Curruhuinca. Los últimos 500 metros se hicieron nuevamente en la modalidad running hasta el arco de llegada.

El 3 de septiembre de 1987 se corrió la primera edición del Tetra. Desde entonces tuvo las mismas características que lo hicieron famoso: exigencia física máxima para enfrentar el esquí, mountain bike, kayak y running. Un trazado durísimo en medio del marco natural. Pero además, este Tetra es la única prueba mundial en su tipo que incorpora el esquí como disciplina.

Como se apuntó, en esta nueva edición participaron 397 corredores, para las categorías, que fueron caballeros (open hasta 40, sénior a partir de 40, máster a partir de 50 y súper máster mas de 60, damas open (hasta 40) y damas sénior (a partir de los 40), equipos caballeros, damas y mixtos, y postas de menores residentes en San Martín de los Andes.

Fuente: Diario Rio Negro

Director Digital de TRIAMAX. Webmaster, emprendedor, techie, fotógrafo deportivo en SoyFinisher, ex triatleta y a veces runner. Twitter @juannito / Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend