Deportología, Destacados, Entrenamiento

Atentos al sol

_MLG0974

Cuando comienzan los días de sol intenso y el calor acecha en la ciudad, hay que estar bien atentos a dos factores: el sol y la piel húmeda. Algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de realizar actividad deportiva al aire libre. Los consejos de la doctora Patricia Sangenis.

1)     EL SOL

* El tan buscado o no bronceado producido por el sol significa un daño y deterioro para la piel. Esta es la realidad. Por lo tanto, se recomienda proteger la piel cada vez que se realiza una práctica deportiva al aire libre por un periodo prolongado de tiempo, aún en días nublados. Se debe utilizar un protector que tenga un factor de protección solar (SPF) 15 o mayor –cercano al 35 o 40 si sos de piel muy blanca-.

* Aconsejamos agitar bien el envase para que todos los ingredientes estén correctamente mezclados, y aplique generosamente en su piel 20 a 30 minutos antes de salir al exterior.

* No olvide aplicar el protector alrededor de los ojos y de la boca, en las orejas, cuello y espalda.

* También en la cabeza si tiene el cabello rapado o muy fino.

* Vuelva a aplicar nuevamente si está transpirado o mojado, a pesar de que muchos protectores contienen sustancias que no se diluyen con el agua, es mejor reforzar la medida.

* El protector solar es solo una parte del paquete de prevención. Utilice gorra amplia para proteger su cabeza y cuello, anteojos con espejos polarizados (cuidara sus ojos de la exposición solar), y si es posible use ropa ajustada a su cuerpo y de colores claros.

* Si ya siente una quemadura solar, póngase a resguardo rápidamente para evitar un daño mayor. Aplicar compresas frías, tomar un baño helado o utilizar lociones calmantes puede brindar alivio. Si presenta muchas o grandes ampollas, extrema tensión o dolor, pus, fiebre, escalofríos o nauseas, consulte rápidamente con un médico.

2)     PIEL HÚMEDA O PERMANENTEMENTE MOJADA

* La piel húmeda puede provocar problemas tales como pie de atleta, picazón o prurito, olor en los pies, y otras alteraciones producidas por hongos y/o bacterias. Dado que el sudor y el verano van de la mano,  es posible tomar algunos recaudos para mantener la piel seca y saludable.

* Como primera medida, cambie sus ropas de entrenamiento rápidamente una vez terminada la rutina e ingrese a la ducha. Mantenerse lo más seco posible es importante, por lo tanto utilizar pantalones y ropa interior más holgada, puede ayudar a mantener la zona inguinal menos húmeda. También, la utilización de jabones antibacteriales puede ser una buena medida preventiva.

* Usar medias o soquetes fabricados con materiales absorbentes y cambiarlos en forma frecuente. El calzado deportivo debe ventilarse y airearse algunas horas entre cada uso.

* Lave y enjuague sus pies muy bien todos los días y tome su tiempo para secarlos, especialmente entre cada dedo. Un secador de cabello puede ayudarlo a completar la tarea correctamente.

* Los deportistas cuyos pies transpiran más de lo habitual, deben utilizar sustancias antitranspirantes una o dos veces al día para mantenerlos secos y prevenir infecciones o la aparición de hongos o bacterias. Además, caminar descalzo o con sandalias (¡obviamente mientras no se entrena!) permite airear adecuadamente sus pies.

Por: Doctora Patricia Sangenis
Médica Cardióloga, Especialista en Medicina del Deporte
www.doctorasangenis.com/

 

Director Digital de TRIAMAX. Webmaster, emprendedor, techie, fotógrafo deportivo en SoyFinisher, ex triatleta y a veces runner. Twitter @juannito / Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend