Destacados, Especiales, Perfiles

El tria que enamora

banner-vendimia_2014_500x65GEDSC DIGITAL CAMERA

Un ex integrante de la selección brasileña de triatlón, uno de los más experimentados triatletas de argentina y una referente de la larga distancia en el país. ¿Qué tienen en común? Están en pareja con paceños, a quienes conocieron y/o se acercaron gracias al Triatlón Internacional de La Paz. A ellos hay que sumarle a dos locales que, además de ser pareja, tienen la particularidad de que competirán en la prueba de Elite, el domingo.

Se trata de cuatro historias singulares, con toques distintivos, pero atravesadas por el amor y el triatlón. EL DIARIO, de Entre Rios, habló con ellos.

GEDSC DIGITAL CAMERATotalmente inesperado
Así fue el comienzo del noviazgo entre Mauro Cavanha Conceiçao (29 años), triatleta brasileño de Elite (licenciado en Derecho) y Florencia Patat (24, a punto de finalizar su carrera en Turismo).

Él compitió seis veces en La Paz y jamás la vio, pero bastó que la hermana de su ahora novia publicara en una red social una foto suya en competencia para que Cupido intervenga. Ella comentó “Olalá” y disparó el interés del oriundo de Curitiba (estado de Paraná), pero residente en Los Ángeles.

“No pensé que se daría esto –reconoció Mauro ante EL DIARIO–. Parecía que solo sería una amistad, pero empezamos a coincidir en nuestros diálogos”. “¡No teníamos nada que ver! Yo vivo en Santa Fe, él en Estados Unidos”, agregó Flor.

Durante unos meses se contactaron virtualmente hasta que en agosto último se vieron por primera vez, en Curitiba. Desde entonces, se encontraron cada dos meses y ahora Mauro lleva casi dos semanas en La Paz. Sin hacer demasiados planes, coinciden en llevar la relación “poco a poco”, aunque se los ve muy “enganchados”. 

GEDSC DIGITAL CAMERAPerseveró y triunfó  
Luciano Farías (31) quiso festejar su octavo puesto en Elite en 2010 y fue a un local bailable. Al llegar, impactado, comentó a sus amigos: “Mirá qué rica esa chica de pelo corto”. 

Encaró, pero ni siquiera logró un “hola”. Al año siguiente, encontró a María Belén Visiconti (22) y le preguntó si lo recordaba. Ella, nada; pero al menos accedió a darle su número de celular.

Para el tria paceño de 2012, ya hubo “juntadas en la plaza y promesas de intercambio de visitas” y Luciano cumplió, tras competir Chile, Perú, Ecuador y Australia. Belén, que residía en Santa Fe donde estudiaba Psicomotricidad, viajó dos meses más tarde a Mendoza y las cosas ya tomaron un rumbo común.

Este lunes, tras la carrera de Elite, viajarán para radicarse en Mendoza: “Me costará, porque soy recontra familiera, pero me servirá que hace cuatro años que estoy fuera de La Paz”, cerró Belu.

GEDSC DIGITAL CAMERA
Ella recurrió a la fuente

Brenda Spasiuk (25), es una triatleta posadeña de larga distancia, reconocida en el país y el exterior. En noviembre de 2012 fue a exponer a un seminario de Triatlón y se encontró con el paceño Sebastián Cosentino (37), quien fue como chofer de la dirigente Mirta Naufal (secretaria de la Federación Argentina y de la Asociación Entrerriana).

Ella, periodista deportiva, venía de lograr un meritorio 12º lugar en el Ironman de Hawai en su categoría (La Meca de los triatletas del planeta); él, cheff de profesión, era un extraño en esa reunión. Así que Brenda fue a la fuente de información y preguntó qué hacía allí, rematando: “Le dije que estaba muy bueno”.

Tras mensajes y llamados, la decisión de unirse demoró una semana. Cruzaron visitas en Buenos Aires (donde residía ella) y La Paz, hasta que después del triatlón paceño de 2013 decidieron convivir en la Tierra de Triatlón.

Brenda, que trabajó en el diario deportivo Olé, encontró en Sebastián el equilibrio buscado: “El triatleta tiene muy presente la palabra ‘yo’ en su léxico; él me enseñó a utilizar el ‘nosotros’ y a convertirme en mejor persona”. 

Pipi, que compite de manera amateur, la acompaña “los 365 días” y trata de aprovechar sus conocimientos cuando se entrena por gusto: “Me sirve mucho tenerla al lado, tiene muchos conocimientos a pesar de su corta edad”. 

Ahora, viven un momento especial, ya que la misionera presentó hace un par de noches en La Paz su segunda obra literaria, Fuerza Magnética.

De chicos, y de grandes también 
La historia entre Anahí Díaz (23 años) y Bruno Baldini (24), triatletas paceños, tiene un capítulo previo, en la adolescencia.

Dos de los cuatro triatletas paceños que este domingo establecerán la mayor marca de locales en la prueba internacional se conocen desde chicos, cuando integraban la Escuelita de Triatlón. Y aunque sus vidas tomaron caminos diferentes, volvieron a coincidir antes de la edición 2012.

“Fue cuando volví de mi primera experiencia en Italia, mientras armaba el grupo de entrenamiento”, recordó Bruno, que va por su sexta intervención en Elite en La Paz.

“Ninguno de los dos tomó la iniciativa, porque estábamos enganchados por igual”, agregó Anahí, quien reconoce ser algo desobediente ante quien, además, es su entrenador. En la previa de su debut en Elite, la casi profesora de Educación Primaria explicó, entre risas: “Hay veces que no cumplo con la rutina por cansancio pero, es cierto, aprovecho que soy la novia”.

Por Luis Gómez  | eldiario.com.ar 

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina
X

Send this to a friend