Destacados, Super Atletas

Con 83 años, nadó de Colón a Paysandú

Daniel Durán

Daniel Durán hizo casi 10 km en 2 horas y 53 minutos, custodiado por Prefectura y veleros con familiares, amigos y un médico. ¿Por qué lo hizo? Por amor al Club Remeros.

¡Pará! ¡Decile que afloje un poco así podemos poner la bandera de llegada!”. La frase salió, celular mediante, desde la playa del Club Remeros con destino a playa Park, con el único objetivo de que Daniel Durán Del Campo aflojara el tranco.

Es que el nadador, que con 83 años se planteó unir Colón con Paysandú, rompió todos los pronósticos. Hasta los suyos. Realizó la travesía en aguas del río Uruguay en dos horas y 53 minutos, cuando en los últimos días él mismo aventuraba que el recorrido insumiría cuatro o cinco horas.

Pero terminó por destrozar todo lo que podía aventurarse. A corazón mantuvo un ritmo parejo, deteniéndose en cuatro o cinco ocasiones a lo largo de los casi 10 kilómetros de recorrido para hidratarse. Brazada tras brazada fue dejando kilómetros atrás con el único objetivo de sensibilizar a los sanduceros con el objetivo de que esta aventura, este desafío, sirviera para llamar la atención, para que el club del rombo blanco vuelva a estar en el tapete, y sea poco o mucho, los sanduceros depositen dinero en la cuenta que estará abierta hasta el 31 de marzo en Abitab.

Fue el amor por el Club Remeros lo que hizo que hiciera la travesía en el mismo tiempo que le tomó el último entrenamiento en el río, del puente internacional a la playa del Remeros.

Ayer, cuando sorprendió a todos arribando a la misma playa minutos después del mediodía, se abrazó a los amigos y familiares que lo esperaban, y gritó a los cuatro vientos: “¡La próxima va a ser más fácil porque me voy a guiar por el club, que va a estar todo blanco, pintado!”. Porque, en definitiva, es su sueño ver remozado al club de la costa.

“¿Dónde quedaron las cinco horas que me imaginaba? No tengo idea, porque me trajeron prácticamente de la mano Sandra Norbis y Javier Perg, quienes me guiaron todo el tiempo”, dijo luego de las felicitaciones, los abrazos de los amigos, de los dirigentes del Remeros que lo siguieron de cerca, y de Andrés Klein, quien lo acompañó a nado en el agua desde Colón a Paysandú, manteniendo siempre unos 30 metros de distancia. Fue sin dudas un hecho histórico.

Con 83 años Daniel Durán Del Campo puso dos meses de entrenamiento, su físico, por un desafío que estuvo lejos de ser personal. Porque en definitiva puso en corazón por el Remeros.

Fuente: El Telégrafo

 

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend