Especiales, Olímpico, Videos

Efemerides: 60 años del record en la milla

Roger-Bannister

El ingles, estudiante de medicina, Roger Bannister corrió una milla en 3 minutos, 59 segundos 4 centésimas el 6 de mayo de 1954. Hasta hoy, la barrera de los cuatro minutos ha sido quebrada por más de 1.000 hombres en los últimos 60 años, pero Bannister siempre quedará como el primero en la historia en bajar la mítica barrera.

“Todo lo que puedo decir es que estoy extenuado”, dijo Bannister hace 60 años, poco después de lograr su hazaña en el Iffley Road Track en Oxford. “Fue una gran sorpresa para mí ser capaz de hacerlo hoy, y creo que tuve mucha suerte”, agregó luego de recuperar el aire.

Bannister, ahora de 85 años, llevó a cabo lo que muchos pensaban en el momento sería físicamente imposible de lograr. Él siempre le atribuye su hazaña a sus dos pacers, Chris Brasher y Chris Chataway. Sin embargo, considera que su mayor satisfacción en la vida no es el 3:59.4, sino su carrera como neurólogo después de retirarse de correr en 1954. Ese año fue condecorado como el primera deportista de Sports Illustrated y en 1975 nombrado caballero.

Dos segundos más rápido

El record y la barrera de los 4 minutos solo le duró 46 días. Su rival australiano John Landy cronometró 3m58s el 21 de junio de 1954, mientras que el record hoy es de 3m43s13 , establecido en 1999 por el campeón olímpico en dos ocasiones, el marroquí Hicham El Guerrouj. Mientras que Bannister cree que un día se podrá llegar a 3m30s. En 1983 se corrió la milla en 3m28s, pero fue en una cuesta abajo por supuesto.

Aquella tarde, Bannister corrió la milla con mucho viento y frío. Brasher marcó el paso la primera vuelta con un tiempo de 57s5 y 1m58s para la media milla. Chataway luego tomó la delantera y cruzó tres vueltas frente a unos 3.000 espectadores en 3m00s7. Bannister rompió el paso de Chataway en la contra recta, para marcar los 400m finales en 59 segundos.

“El mundo pareció detenerse” escribió Bannister en su crónica de la carrera. “La única posibilidad de bajar la marca era rematar los últimos 200 metros a la máxima velocidad”, detalló. “Sentí que ese era mi  momento, mi oportunidad de hacer una cosa sorprendente y fui tras ello con una combinación de miedo y orgullo. Crucé la cinta como un hombre que toma su última primavera para luego saltar al abismo. Y sin ver el tiempo, dentro mio sabía que lo había logrado”. Tras escuchar al locutor decir la marca, la multitud estalló en algarabía.

La tecnología hace que la hazaña de Bannister sea aún más impresionante. David Epstein, especialista en biomecánica, sostuvo que correr en una pista de carbonilla, significó que el tiempo logrado sea al menos 1,5 por ciento más lento que en las pistas sintéticas de hoy.

Bannister ahora vive con la enfermedad de Parkinson en Oxford , a poca distancia del lugar de la pista donde logro el histórico record que hoy, cumple 60 años.

VIDEO

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend