Atletismo, Deportología, Destacados, Entrenamiento, Noticias

Como elegir un corpiño deporitvo

sujetador-deportivo

A la hora de hacer deporte, elegir el mejor equipamiento que se adecue a nuestra actividad nos permitirá realizarlo con mayor comodidad y sobre todo, más seguros, de forma tal que evitará cualquier tipo de lesión.

Para las mujeres, la elección de un corpiño o sujetador, puede resultar una tarea compleja y debe ser acorde a las características físicas personales.

Muchas restan importancia a este aspecto y lo dejan de lado, siendo la práctica deportiva causal de distintas lesiones.

La sujeción natural que tiene el pecho, se compone tan solo de una serie de ligamentos y la piel que lo recubre, por ello, al no tener músculo, sin la sujeción adecuada, estos ligamentos pueden llegar a estirarse.

Un mal corpiño, puede provocar dolores de espalda, ya que, si el pecho no está bien sujeto, la espalda intentará compensar la posición, lo que desembocará en dolores musculares.

La elección

Elegir el corpiño deportivo dependerá de la actividad que realicen y la fisonomía, ancho de espalda y tamaño de busto.

Entre los deportes de mayor impacto esta el atletismo, por lo que el corpiño debe sujetar muy bien el pecho y que no entorpezca los movimientos; por todo ello es necesario probárselo antes de comprarlo.

Los corpiños de espalda cruzada ofrecen mucha libertad de movimiento y son los recomendados para corredoras.

Por lo general, las primeras marcas tienen dividido los modelos, en forma general, según el nivel de impacto de tu deporte. Se podrán encontrar opciones para alto, medio, y bajo impacto.

Una vez determinado el nivel de impacto, habrá que elegir el tipo de sujeción que podrá ser de dos formas distintas, por compresión y por recogimiento.

Por compresión, se entiende, aquel corpiño que sujeta las mamas contra la caja torácica, limitando así su movimiento. Mientras que por recogimiento, se entiende aquel que recoge y envuelve cada una de ellas por separado.

El sujetador perfecto, habría de combinar ambos tipos, pero si esto no es posible y debemos decantarnos por uno solo, el primero de ellos será mejor para aquellos pechos mas reducidos mientras que el segundo resultará del todo adecuado para aquellas de busto más generoso.

Otros elementos, no menos importantes, a tener en cuenta son:

El elástico inferior: Debe ajustar lo suficiente pero sin llegar a apretar, cuanto más ancho sea mayor sujeción proporcionará. Si se sube por la parte de atrás habrá que elegir una talla menor, y si lo hace por la parte delantera, una copa más.

Los tirantes: Estos deberán ser de mayor anchura conforme mayor sea también el tamaño del pecho, ya que a mayor superficie más se repartirá el peso y más cómodo resultará. También tener en cuenta aquellos cuyo largo se puede regular ya que esto también ayudará a la hora de sostener mejor.

El ajuste: Muchos corpiños deportivos tienen posibilidades de realizar ajuste en las tiras, que permiten regular más o menos en función de la necesidad, pero existen también modelos con ajuste frontal para regular el diámetro.

El tejido: La mayoría vienen sin costuras o con ellas planas para evitarnos heridas, tenerlo en cuenta para evitar futuras incomodidades. También es fundamental dentro del tejido, la composición del mismo, debe ser transpirable y de fibras que ayuden a expulsar al exterior el calor y sudor para que seque rápido y sin empapar, y para que, a bajas temperaturas o si la práctica de ejercicio es en el exterior, no aporte frío.

La copa: no deben lleven aros metálicos ya que por la fricción pueden causarnos daño.

La talla. No se debe tomar como referencia la medida del corpiño que se usa diariamente, ya que las necesidades son distintas. Por ello es clave probarlos previamente.

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend