Reportajes

Lauro, fuerte como un toro

German-Lauro-Olimpia-Martin-Bonetto_CLAIMA20141226_0056_28

Es una noche calurosa de diciembre y Germán Lauro camina por La Rural poco antes de ganar el Olimpia de Plata en atletismo. Acepta cómplice la producción fotográfica y posa al lado de la histórica estatua del toro. Una mole como él al lado de otra mole, pero artística. El único argentino que fue finalista olímpico y en los Mundiales al aire libre y bajo techo frena el vértigo de una carrera que siempre fue ascendente porque sabe que le queda poco en esa elite a la que tanto buscó pertenecer. “Se vienen años fuertes, con los Panamericanos y Río 2016, mis últimos Juegos Olímpicos. Después tomaré una decisión sobre si seguir o no“, le dice a Clarín con su parsimonia habitual, forjada en Trenque Lauquen.

-¿Este 2014 fue un año de consolidación o te hubiera gustado dar un poco más?

-Fue de transición. En 2013 tuve que cambiar de entrenador, porque Carlos (Llera) no pudo seguir. Empecé con Andrés (Charadía) y nos adaptamos lo mejor posible. A pesar de que los dos mantienen una línea similar, siempre hay cambios sutiles o minúsculos. Por eso necesitamos una adaptación y seguimos en eso. La idea es intentar seguir creciendo. Fue un año muy bueno, porque cumplimos los objetivos que nos planteamos. Clasifiqué a la final del Mundial bajo techo, conseguí dos medallas de oro en los Juegos Iberoamericanos y otras dos en los Sudamericanos.

-¿Te sirvió este tiempo para no quedarte en los laureles de la final de Londres 2012 y exigirte aún más?

-Sin dudas que sí. Lo demostré en 2013 y en 2014. En 2013 crecí mucho. La lesión en mi espalda (una protrusión en la L5-S1) en la previa al Mundial me complicó un poco y me dolió. Podría haberme ido mejor, pero de todas maneras terminé séptimo.

-¿Pensás en los Juegos Panamericanos de Toronto y en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro como algo especial?

-Ya estoy planificando un final. Esa es la verdad. Es importante planificarlo para que no me sorprenda. Estoy seguro que Río de Janeiro será mi último Juego Olímpico y que después intentaré competir un año más. En 2017 tomaré una decisión y determinaré si sigo o no.

-¿Te lo planteás de esa manera para que no te sorprenda?

-Sí. Uno es el que tiene que poner el punto final. No quiero que el deporte me termine echando. El objetivo es terminar la carrera de la mejor forma. Intentaré dar todo lo posible para conseguirlo. Hace tiempo que estoy entre los mejores y quiero mantenerlo.

-¿Te presionás para lograr más medallas o simplemente te dedicás a disfrutar de lo que hacés?

-Estar sano es fundamental, porque es lo que me permite seguir entrenando y mejorando. Una de las cosas que hace más útil la carrera de un deportista es estar sano y sin lesiones. No me presiono y quiero seguir disfrutando. No tengo que demostrar más nada, porque ya demostré en qué nivel estuve, estoy y puedo llegar a estar. Quiero seguir mejorando y ver hasta dónde puedo llegar. Esa es mi meta.

-¿Cómo fue el cambio de empezar a codearte con los mejores mano a mano?

-Fue un cambio importante. Pasé de competir una vez por año a ver a las grandes figuras casi todos los días. Ahí tomé noción de muchas cosas. Empezaron a ver que no estaba solamente para molestar, sino que podía hacer algo más y que podía llegar a ganarles.

-¿El objetivo de Río 2016 es disfrutar lo mayor posible?

-La idea es despedirnos con una alegría. Pero soy muy autoexigente. Entonces, quizás salgo segundo y termino caliente. Intentaré disfrutarlo, como disfruté todos los tornes que disputé. Aunque Río será una experiencia muy linda.

Por Hernan Sartori | Clarin.com

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina
X

Send this to a friend