Destacados, Especiales, Secciones

Motivos para enamorate de un corredor

42KBA2012_MLG2338-600x450

Los runners son diferentes, condicionan su vida, sus comidas y su descanso a una pasión: CORRER.

Desde fuera parece absurdo, pero desde su micromundo, a un runner también le parece absurdo perderse un domingo por la mañana o llegar sin energía al lunes porque el viernes y el sábado por la noche fueron tan intensos que le dejaron sin fuerza.

Si te has enamorado de un runner y ya empiezas a entrar en su extraño estilo de vida, no te preocupes, enamorase de un runner tiene más ventajas que desventajas:

1. Vas a conocer que los fines de semana también tienen “por la mañana”: Un/a runner madruga los fines de semana incluso más que los días de trabajo para hacer sus tiradas largas, que no es otra cosa que correr despacio durante una o dos horas. Un runner no te pedirá que te levantes a su hora, un runner sólo te pedirá que lo dejes ir. Déjarlo/a ir, abre los ojos cuando se levanta sigilosamente sin hacer ruido e imagínatelo haciendo sus rituales: desayunar, estirar, ponerse el short, el pulsómetro, el MP3… Imagínatelo corriendo mientras te quedas en la cama tranquilamente y prolongas tu sueño ¿o no es placentero quedarse un rato más a solas en la cama?. Si quieres sacar más provecho de sus madrugones pedile que te prepare el desayuno y que te dé un beso antes de salir. Si a un/a runner lo dejas hacer lo que más le gusta estará dispuesto a todo.

2. Vas a entender lo que es “salir tranquilo” de verdad: Normalmente el runner ya tiene planes para el día siguiente por la mañana. El runner que “sale tranquilo” ha medido con precisión los nutrientes de la cena (sí, lo de pedir puré en vez de papas fritas no fue casualidad) y sabe que la cerveza que se ha tomado le hidrata y le aportar almidón para el día siguiente.

3. Es difícil discutir con un/una runner. Esto no quiere decir que los corredores sean conformistas. Los conflictos con un runner se zanjan rápido. Si le preguntas por la próxima carrera o por sus objetivos le desviarás la atención y la discusión se habrá terminado en ese momento. También le puedes sugerir que salga a correr, cuando vuelva estarán pleno sus endorfinas y totalmente relajado, ese momento de soledad ayudará a meditar sobre el motivo del conflicto.

4. Se acabó tener que pensar un regalo: Da igual lo que compres, da igual el precio, el regalo debe ser algo que use en sus entrenamientos. Sea lo que fuere le va a gustar, lo va a utilizar y se lo va a poner. Si lo que compraste ya lo tiene, también lo usará y lo disfrutará como si no lo tuviera repetido. Si queres hacerle un regalo especial preguntale con discreción cosas como “¿cada cuanto cambias las zapatillas? ¿para qué utilizas el pulsómetro? ¿corres con música?”, seguro que algo de información sacarás para poder elegir el regalo idóneo.

5. Vas a viajar. El runner viaja y viaja fuerte. Los hay que cruzan fronteras e incluso continentes. Si tu pareja runner es viajero frecuente, es para aprovechar. Viajan para correr y vos viajaras de acompañante. Planificar el viaje, recorrer ciudades y nuevas culturas son los puntos más altos de un viaje runner en pareja.

6. Podrás tener tu espacio, igual que él/la runner lo tiene: para los que practican running correr significa tener un momento para hacer lo que más les gusta. Comprenderán que su pareja también necesite su espacio y su tiempo para hacer otras cosas.

7. Un/a runner se ilusiona como un niño: Vive la ilusión de sus logros, sus objetivos, sus entrenamientos, sus pequeñas victorias… se ilusiona con sus gadgets nuevos. Ver un runner entrenar con su club es comparable a ver a un niño jugar con sus amigos en el parque. ¡Ojo! solo es la ilusión de niño, un/a runner es un adulto responsable con objetivos claros y con un sentido de la responsabilidad en ocasiones demasiado desarrollado.

8. Te va a enseñar a cuidarte. El estilo de vida de un/a runner es muy saludable. Convivir con el/ella implica hacer 5 comidas al día, desayunar fuerte, almorzar, comer fruta verduras, legumbres y cereales, merendar y cenar. El/la runner no picotea y se hidrata bien. Convivir con un runner te hará cuidar tus comidas.

9. Para un/una runner todo es posible. Déjate llevar por su energía vital. Un runner entrena con frio, viento, lluvia o nieve. Un runner va al gimnasio y entrena a pesar de haber tenido un duro día de trabajo, saca horas de donde no las hay para correr. Con tu runner vas a entender por fin que todo es posible si tienes ganas. La energía vital de un/una runner está fuera de lo común, dejate llevar por su energía. Los/las runner son felices, corren y vuelven con energía, vitalidad y a alegría, dejate contagiar por su felicidad.

10. El/la runner cuida su higiene: Al runner no le importa sudar, mojarse bajo la lluvia o volver con las mallas llenas de barro, pero es extremadamente limpio. La ducha diaria e incluso dos al día si dobla entrenamientos no le falla nunca.

11. Un/una runner está en forma. La persona que corre entrena a diario y hace ejercicios de fuerza y ¿qué se consigue con eso?, tu runner consigue buenas marcas pero tú recibes estar con alguien con un cuerpo duro/a, sin barriga y que le sientan sorprendentemente bien las mallas. Puedes lucir con orgullo que tu pareja es runner.

12. Tendrás un autentico dios del sexo para ti. No lo dicen los/las runners, lo dice la ciencia. Un/una runner es sexi, tiene más deseo sexual y una excelente capacidad aeróbica que te la va a demostrar para darte placer.

Por Martín Ferrando Mora
nota completa www.berunnermyfriend.com

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend