Natación, Noticias

La Santa Fe Coronda suspendida por Perfectura

116772_2

En una jornada que comenzó con temperatura agradable y cielo nuboso, a las 9.40 de hoy se puso en marcha desde la Costanera Este de la capital santafesina, la cuadragésimo segunda edición del Maratón Santa Fe-Coronda, con la participación de quince nadadores argentinos y tres extranjeros.

Sin embargo, minutos después del mediodía, la Delegación Santa Fe de Prefectura Naval Argentina tomó la determinación de suspender la carrera, cuando sólo se habían recorrido 2 horas 45 minutos, y los competidores de vanguardia se encontraban en la zona de Santo Tomé.

Obviamente, la decisión de la máxima autoridad de la prueba náutica obedeció a “preservar la integridad de las personas y de las embarcaciones involucradas”, atendiendo al alerta meteorológico imperante, que por esos momentos ya era visible en la zona por un frente de tormenta que era ya evidente.

Inmediatamente, Prefectura Naval Argentina y la estructura organizativa de la competición en general comenzaron a implementar las tareas de evacuación de la totalidad de las personas y de las embarcaciones que conformaban la caravana náutica de la carrera.

El Comité Organizador del Maratón Santa Fe Coronda analizaba los pasos a seguir con respecto a la realización o no de la presente edición.

Lo que pasó

Con respecto al tramo realizado del Maratón 2015, desde los tramos iniciales se armó un grupo de vanguardia, conformado por tres argentinos: el santafesino Gabriel Villagoiz y los cordobeses Cecilia Biagioli y Guillermo Bertola; además del venezolano Erwin Maldonado, quienes no tardaron demasiado en separarse del resto.

Detrás de ellos, se aproximó el brasileño Samir Barel, para posteriormente dejar a una distancia cada vez más amplia a los demás participantes.

La presente edición, con escasísima presencia extranjera y sin puntos para el calendario de la Federación Internacional de Natación, tuvo un inicio con un modesto marco de espectadores en los tradicionales balcones que en la largada conforman las Costaneras Este y Oeste, además de Puente Colgante.

Desde allí, tras pasar por delante del Club de Regatas Santa Fe y Náutico Azopardo, los participantes ingresaron al dique 1 del puerto local en solitario, ya que las embarcaciones guías (como el resto) debió esperar a un costado, recibiendo el aplauso de un minúsculo grupo de personas que disfrutaban en derredor del shopping allí ubicado.

La travesía prosiguió hasta llegar a una de las zonas complicadas, como históricamente ha sido El Vado. Tras atravesarlo con suertes diversas, los nadadores llegaron este mediodía al balneario municipal de Santo Tomé, para de allí en más aprovechar la corriente a favor del río Salado, direccionándose hacia el tramo capital de la competición.

El primer hecho diferente a la monotonía de una carrera sin demasiados atractivos, surgió en el primero de los ingresos del Puente Carretero, cuando de los punteros, sólo Villagoiz ingresó correctamente; ya que los tres restantes lo hicieron por el lado equivocado.

Esto derivó en que literalmente entrelazados con los camalotes, tuviesen que regresar para retomar la senda correcta, no sin antes sufrir algún golpe o lastimadura, producto de un evidente error de sus respectivos guías. Pese a todo, pudieron continuar, hasta que minutos después, con los cuatro en la delantera, llegaría la suspensión.

Fuente: El Litoral
Foto: Pablo Aguirre

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend