Deportología, Destacados, Entrenamiento

Tips para pedalear en invierno y no tener frío

886219_10151532339009873_1874295769_o

El frío asusta a muchos a la hora de salir a pedalear. Cuando comienzan las bajas temperaturas nos damos cuenta que nuestro equipamiento es escaso para poder afrontar las jornadas de entrenamiento.

En esta nota les ofrecemos distintas posibilidades para mantener nuestro cuerpo en la temperatura ideal y que se pueda disfrutar de la bicicleta también en invierno.

LOS PIES

Por ser la parte más extrema de nuestro cuerpo será uno de los puntos que más costarán tomar temperatura o se enfríen más rápido. La primera medida que hay que tomar es tapar las ventilaciones de nuestro calzado. La mayoría de los modelos son para verano y cuentan en la punta con varios agujeros. Un pequeño trozo de cinta será suficiente.

Se podrá elegir por medias más gruesas, incluso por unas térmicas. Nuestra mejor opción es seguir utilizando las medias que acostumbras y optar por las fundas para zapatos. Hay varias alternativas. Desde opciones de neoprene hasta de tela conocida como WindStopper, que son las más costosas.

Unas soluciones rendidoras y de bajo costo, puede ser una bolsa de nylon entre la media y el calzado o una media de toalla que cubra el calzado por fuera.

casco
Casco sellado con plastico, una opción para cubrirle las ventilaciones.

PIERNAS Y PANTORRILAS

Hay una gran cantidad de variedad de telas y confecciones de calzas largas. Según el frío del lugar donde vas a pedalear será la mejor opción. El viento y la humedad influyen en nuestra pedaleada y en la temperatura. No es lo mismo pedalear a cero grados en Bariloche, más seco, que en Buenos Aires, húmedo.

Nuestras piernas son el motor sobre la bicicleta, y mientras más ropa le pongamos, las sentiremos más pesadas. Las mejores alternativas son aquellas telas que tienen poliester o frizado en el frente y con lycra detrás. Al desplazarnos, el frío se sentirá en el punto de impacto. Esta combinación nos dará buena temperatura y movilidad. La mayoría de las opciones están hechas con una sola tela, es recomendable buscar marcas especializadas en la confección de estos productos, con experiencia en el mercado.

Algunas opciones económicas y que nos podrán dejar disfrutar de una pedaleada, es combinar una calza larga que usamos para correr, comunmente de lycra, con una corta encima de ciclismo con badana. Si el presupuesto es acotado para invertir en una calza larga que se usará no más de dos meses en el año, hay opciones de pierna sola, que combinadas con la calza corta nos puede dar una buena opción.

TORZO

Siempre se ha dicho que hay que vestirse en capas. De qué se trata? La indumentaria cumplirá tres funciones, una interior, en contacto con la piel, una capa de aislamiento y una capa exterior o de protección.  En el torzo es donde se tendrá que cumplir esta regla. Hoy se pueden encontrar varias opciones en cada una de ellas.

No es necesario hacer una gran inversión y esperar tres inviernos para poder terminar de equiparnos. Algunos elementos como una hoja de diario (especial una revista, las del domingo son ideales) en el pecho puede servir como capa intermedia o externa, que nos protegerá. Los chalecos siempre son de gran utilidad y más económicos. Una campera de running puede ser una alternativa, aunque tendremos que ajustarla para que quede amoldada a nuestro cuerpo.

Para tener en cuenta
Los cortes de una campera de ciclismo son diferentes a las de una convencional. Nuestro torso estará inclinado por lo que la parte trasera tendrá que ser un poco más larga que la frontal. Las mangas, por estar los brazos estirados, también son un poco más largas. Fundamental que tenga puños elastizados y  la cintura engomada para evitar que se suba. El cierre tendrá que tener una traba para que no se mueva con el viento y alguna pequeña tela para poder manipularla cuando usamos guantes. Estos detalles por lo general aumentan el valor del producto.

MANOS Y CABEZA

Sin duda que las manos son las que más sufrirán el frio. Para mantenerlas calientes las mejores opciones son guantes de tela WindStopper. Si bien son los más costosos, por la utilidad (no hay nada más feo que pedalear con las manos frías), merece la inversión. Si queres gastar poco, unos guantes mágicos, de lana, o de albañil pueden servir. Si queres lograr un micro clima en tus manos, podes usar unos guantes quirúrgicos como primera piel.

En la cabeza irá nuestro casco, siempre. La mayoría de los modelos tienen muchos agujeros para mantenernos ventilados. Aunque también en invierno nuestra cabeza transpira, no es tan necesario muchas ventilaciones. Se puede cubrir el casco con alguna opción casera. El papel film puede servirnos, contac o hacer un envoltorio de nylon amoldado con pistola de calor, se ha visto mucha esta opción en el pelotón internacional.

Un gorro u orejera también serán elementos que nos serán de utilidad a la hora de salir a pedalear. También un pañuelo tipo Buff nos cubrirá el cuello o la boca. En tanto que los anteojos también serán parte del equipamiento, optar por vidrios claros.

Si tienen sus propios tips o recomendaciones, no dejen de aportarlos para complementar esta nota. Cada uno tiene su secreto para mantener la temperatura y disfrutar de la bici en invierno. Estos son los míos.

  Texto  Marcelo La Gattina |  tw @mlagattina
Foto: GW

Director Digital de TRIAMAX. Webmaster, emprendedor, techie, fotógrafo deportivo en SoyFinisher, ex triatleta y a veces runner. Twitter @juannito / Linkedin
X

Send this to a friend