Deportología, Destacados, Entrenamiento

¿Sirven las medias de compresión?

Compression-Socks2

Para comprender claramente el uso de las medias de compresión, es preciso conocer el mecanismo de retorno venoso de los miembros inferiores.

El aparato circulatorio es el “sistema de transporte” del organismo, y el corazón le da impulso para llevar a todos los tejidos el oxígeno y nutrientes para su funcionamiento. Lo hace a través de las arterias, que distribuyen la sangre desde el corazón, y las venas, que se encargan de su retorno.

[pullquote]La mayoría de los atletas de alto rendimiento usan medias de compresión porque garantiza una recuperación más rápida, que ronda un 60%.[/pullquote]Pero el “viaje de vuelta” de la sangre al corazón se hace particularmente complicado en las piernas. La sangre llega fácilmente a presión a través de las arterias y ayudada, asimismo, por la fuerza de gravedad, pero una vez que irrigó los tejidos, la presión arterial desaparece, la gravedad juega en contra y el corazón solo puede aspirar la sangre una vez que ha ingresado a los vasos grandes del abdomen.

El organismo diseñó dos soluciones: un “corazón periférico” y un sistema de válvulas venosas. El “corazón periférico” consta de tres elementos.

  • El primero es la red venosa de la planta del pie llamada “suela venosa de Lejars”, que funciona como una esponja y da impulso a la sangre cada vez que se apoya el pie.
  • El segundo tiene una serie de estructuras alrededor del tobillo, que elevan la sangre con cada flexión de la articulación
  • El tercero son los músculos de la pantorrilla, diseñados para presionar las venas con cada contracción.

Pero esto solo no es suficiente. Para asegurar el retorno de la sangre al corazón, existe una segunda solución: nuestro sistema vascular.

Todos los vasos del sistema venoso de las piernas tienen, cada seis a ocho centímetros, pequeñas válvulas que actúan como compuertas dentro de las venas: se abren cuando la sangre sube y se cierran para que no baje. Estos mecanismos responsables del  retorno venoso sólo funcionan cuando las piernas se mueven, de ahí la sensación molesta si permanecemos quietos de pie por tiempo prolongado.

Las medias de compresión

Cuando estamos acostados, el drenaje se realiza fácilmente sin necesidad del mecanismo valvular. Pero al ponerse de pie, el sistema de válvulas “sostiene” la sangre de nuestras piernas e impide que se acumule en los tobillos.

Las medias de compresión graduada tienen una trama que aplica distintas presiones, en sentido decreciente desde el pie hacia arriba.

Esta presión decreciente desde el pie y el tobillo hacia arriba refuerza el drenaje venoso de las piernas, sobre todo si estamos acostados. Además, por ser elásticas, soporta el tono venoso e impide la dilatación durante actividades exigentes  como un triatlón o maratón.

Su uso potencia la bomba muscular y el retorno venoso y mejora la oxigenación. Aunque estudios indican un aumento de la velocidad al correr entre 1 y 2%, reducción del ritmo cardíaco de 2 a 3 latidos por minuto, la mayoría de los atletas de alto rendimiento las usan porque garantiza una recuperación más rápida, que ronda un 60%.

Qué medias elegir

Hoy en el mercado hay una amplia variedad de medias compresivas. Hay dos factores a tener en cuenta a la hora de invertir en estos productos: calidad y grado de compresión.

Los productos de mejor calidad, tienen tienen graduada su compresión, en menor medida en la zona más alta y mayor medida en el pie. Las escalas van de 8 a 12 mm de mercurio, 12 a 17 mm de mercurio, 18 a 22 y 22 a 27.

Es recomendable consultar con un Flebólogo para que nos indique cual es la mejor compresión para utilizar para competencia como para la recuperación.

 

Director Digital de TRIAMAX. Webmaster, emprendedor, techie, fotógrafo deportivo en SoyFinisher, ex triatleta y a veces runner. Twitter @juannito / Linkedin
X

Send this to a friend