Deportología, Destacados, Entrenamiento, Especiales, Secciones

Dejar el deporte como castigo de los padres

10klanpassBA_2014_-939
Foto ilustrativa.

Muchos entrenadores que trabajan con jóvenes o niños se han encontrado alguna vez con padres que dicen: “mi hijo va a dejar de entrenar porque necesita centrarse en los estudios”, o “porque necesita más tiempo”, “porque ha bajado su rendimiento académico y lo vamos a castigar sin que venga a entrenar” etc.

Los niños pueden llegar a atrapar con pasión el deporte, por tanto, el privarlos de aquello que más les gusta es un castigo severo para ellos.

Pensar en el castigo derive directamente en un cambio en su conducta y mejoren sus resultados académicos, es un error.

Sobran los beneficios de la práctica deportiva, tanto a nivel físico como a nivel psicológico. Antes de tomar una medida, lo correcto es evaluar los momentos de distracción del jóvenes durante el día para actuar sobre ello.

Hoy entre los hábitos que no son beneficiosos para ellos se destacan los videojuegos, tablets, móviles, TV, alimentos poco saludables.

CUESTION DE TIEMPO

Muchos padres creer que el tiempo dedicado al deporte se le “roba” a los estudios. Es evidente que las horas que los chicos están en practicando deporte no pueden dedicarlo a sus actividades académicas pero, a pesar del tiempo que están en los centros educativos y la cantidad de actividades que tienen para casa (que sería otro tema a discutir) ¿realmente no tienen tiempo para practicar deporte y sacar los estudios adelante?

Es clave la organización para que se puede cumplir con todas las tareas. Aquí están en juego fomentar valores como el compromiso, la disciplina o la responsabilidad.

Modificar el entorno, en este caso quitándoles una actividad que sabemos beneficiosa, además de desaprovechar los beneficios físicos de la práctica deportiva, estamos desaprovechando el potencial que tiene el deporte para el desarrollo de unos valores importantísimos para su desarrollo personal.

BENEFICIOS EN EL CEREBRO actividad cerebral

Un grupo de neurocientíficos de una de las universidades más prestigiosas del mundo (UCLA) pudieron demostrar algo que ya se intuía desde la antigüedad: el ejercicio físico tiene un impacto positivo sobre nuestro cerebro.

Estos científicos demuestran que la práctica de ejercicio físico aeróbico, coordinativo y que implique toma de decisiones, favorece la aparición en el cerebro de una proteína llamada BDNF que está relacionada directamente con los procesos de memoria y aprendizaje.

Por tanto, la práctica de este tipo de actividad física va a mejorar dichos procesos cognitivos, y de ahí que podamos decir a los padres que si sus hijos hacen deporte van a tener mejor memoria y van a aprender más rápido.

Por otro lado, en la Universidad de Illinois también han realizado estudios que relacionan la práctica de actividad física en niños, con su actividad cerebral. La imagen que ilustra esta nota, perteneciente a uno de estos estudios, muestra la actividad cerebral de un niño físicamente activo, frente a un niño sedentario, durante una actividad cognitiva relacionada con la atención y la memoria.

El color rojo representa una mayor actividad cerebral y el azul una menor actividad cerebral.

Es clave el rol de los entrenadores y los padres para desarrollar las aptitudes de los chicos y que el deporte sea el camino para los éxitos en cada actividad que enfrenten en el futuro.

Por Rafael Martinez
Lic en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Nota completa la pueden leer aca

Director Digital de TRIAMAX. Webmaster, emprendedor, techie, fotógrafo deportivo en SoyFinisher, ex triatleta y a veces runner. Twitter @juannito / Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend