Atletismo, Especiales, Noticias, Secciones

El atletismo cordobés, atado con alambre

Alan Shirkin tiene 15 años y a comienzos de mes se consagró campeón argentino de salto en largo en el Nacional de cadetes que se disputó en Resistencia. Lo curioso es que este carlospacense ni siquiera tiene un cajón de arena sobre el cual caer en cada uno de los entrenamientos que lleva a cabo en la cancha auxiliar de rugby del Carlos Paz RC. ¿Rugby? Sí. Porque la villa serrana cambió su pista de atletismo por el Parque de Asistencia para el Rally Mundial. “Aunque la dirigencia actual está intentando mejorar las condiciones”, reconoce Claudio Rodríguez, entrenador del campeón. 

A 450 kilómetros al sur de la ciudad turística, en una localidad de menos de 4000 habitantes, Julieta Salguero utiliza una calle de tierra de su Villa Valeria natal como pista. Y para lanzar su jabalina –disciplina que la llevó a ser campeona nacional y establecer el nuevo récord argentino de cadetes (43.49 metros)– su corredera es un sendero de césped bien cuidado que se adecúa para la práctica de esta especialidad.

Julieta, de 15 años, comenzó a lanzar con una jabalina de caña hasta que su familia pudo comprarle una de fibra de vidrio. “El apoyo de su papá fue incondicional”, remarca su entrenador, Daniel Tuninetti.

Todo a pulmón

El atletismo de Córdoba, con la olímpica Rocío Comba como referente, tiene ocho nuevos flamantes campeones argentinos, cerca de una decena de chicos con proyección para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 y unos 400 federados. Sin embargo, desde que la discóbola riotercerense comenzó a entrenarse acompañada por caballos pastando a su alrededor, a la actualidad de estos prometedores atletas, poco ha cambiado.

“En Córdoba tenemos una potencialidad creciente con una falta de infraestructura alarmante. Tenemos la materia primera y lo venimos demostrando”, resume el entrenador Marcelo Canale.

En su grupo de trabajo, que se entrena en la pista del estadio Mario Kempes, estáOrnella Alessandrini, dueña de la medalla de oro en los 200 metros de menores y plata en los 100.

[pullquote]”Tiran bala en la corredera de largo. No hay colchones de garrocha ni alto y sólo funcionan cinco tacos de partida…”, cuenta Canale.[/pullquote]

El “profe” enumera la problemática con la que trabajan sus atletas: “Tiran bala en la corredera de largo. No hay colchones de garrocha ni alto y sólo funcionan cinco tacos de partida. No se pueden hacer lanzamientos en el campo porque se ahueca la cancha y los círculos de lanzamiento de afuera los quitaron cuando hicieron las canchas de fútbol sintéticas”.

Imaginación y reliquias

Clara Baiocchi es de Bell Ville y en Chaco se consagró campeona de menores en 3000 metros y en 2000 metros con obstáculos. Pero en esta última prueba, “Córdoba hacía 5 años que no podía hacer marcas porque no había dónde”. “En Villa María está la pista y el foso, pero no los obstáculos. Y en el Kempes, cuando se remodeló, se quitó el foso. Nosotros teníamos el foso quebrado y no teníamos las vallas, hasta que una empresa y la ‘Muni’ nos dieron una mano”, resume Patricia Sampietro, madre y entrenadora de Clara.

Patricia se mete en cañaverales para juntar cañas tacuara e improvisar, con una pelotita de tenis en la punta, unas garrochas para sus discípulos.

[pullquote]“Aquí todo es muy precario. Los mismos chicos limpian con un rastrillo las correderas, porque a pesar de que la pista es municipal no hay personal afectado a su mantenimiento. Y nos faltan muchos materiales para trabajar”, cuenta Patricia.[/pullquote]

En Las Varillas el escenario es más esperanzador, aunque trabajan en pista de tierra y con elementos que ya tienen más de dos décadas. De allí son Sofía y Yamilia Levrino, campeona argentina de cadetes en salto en largo y alto y subcampeona en 80 metros con vallas, la primera; y ganadora en salto triple de menores, la segunda.

“Compartimos el espacio con la gente del fútbol porque la pista está alrededor de la cancha y eso muchas veces limita la actividad de campo”, cuenta el profesor Oscar Alessandria y ahonda sobre los implementos: “Tenemos los elementos necesarios porque hace unos 25 años la Confederación Argentina nos dotó de los mismos. Se conservan más o menos a través de la comisión de padres, que las fue restaurando”.

La pista de atletismo del Kempes presenta muchos problemas. Se espera por el nuevo solado, que se ubicará en las afueras. (Foto: Sergio Cejas)Apoyo

Daniel Sotto, secretario de la Federación Atlética Cordobesa y presidente de 2007 a 2013, reconoce que “es muy necesario, para evolucionar, tener las condiciones mínimas para la actividad”. Pero al ser consultado sobre el apoyo que la entidad ofrece en cuanto a implementos, admite: “No hay un peso. Estamos atados. El grave problema es que la mayoría de los implementos son importados”.

Pablo Mazzieri, director de Deporte Federado de la Agencia Córdoba Deportes, analiza: “Desde el lado del Estado sabemos que no se puede dar todo. Pero a todos se los ayuda. También tiene que haber colaboración por parte de cada municipio y a nivel de la Federación, que es el principal responsable de la actividad”.

La pista prometida

Para el Kempes. El 11 de septiembre de 2014, el secretario de Deportes, Carlos Espínola, le decía a Mundo D: “Quédense tranquilos que van a tener la pista”. Y menos de un mes después, el 4 de octubre, Agustín Calleri, presidente de la Agencia Córdoba Deportes, anunciaba la construcción de la misma tras llegar a un acuerdo con la Nación. Sin embargo, los atletas cordobeses siguen trabajando sobre un solado destrozado que ya superó las dos décadas.

Acuerdo. Córdoba se comprometió a realizar los trabajos de la base para la pista, y la Nación aporta el sintético y elementos para la práctica del atletismo, como colchonetas, cajones de salto y vallas. La parte local está cumplida, pero aún no llegó el solado. “Se comprometieron a que antes de que se vayan del Gobierno la pista va a estar acá. La empresa está adjudicada y ya se pusieron en contacto el arquitecto que estuvo a cargo de toda la obra para que les pase las características. En unos días más van a estar en córdoba”, se entusiasmó Calleri.

Rocío Comba. (Foto: Martín Baez)

La opinión de Rocío Comba: Sobra material humano

Cuando comencé a entrenarme, las condiciones de infraestructura eran muy malas y el apoyo, prácticamente cero. Hacíamos rifas y ese tipo de cosas para poder viajar. Hoy nuestro polideportivo no es de alto rendimiento pero ha crecido, ha mejorado sus condiciones y el apoyo es absoluto. Claro que para que eso sucediera tuvieron que pasar muchos años y tuvimos que demostrar lo que éramos capaces de lograr. Eso nos dio una voz más fuerte para que nuestros reclamos fueran escuchados. Pero lamentablemente no todos tienen la misma fuerza en su voz y no todas las problemáticas son solucionadas. Lo que debe quedar claro es que cuando un atleta hace un pedido de mejora y apoyo no lo hace porque sí, o porque esté en contra de algo o alguien. Se trata de la búsqueda de crecimiento. Y hay algo clave: a mayor crecimiento, mayores exigencias.

La diferencia con el resto de los competidores está en las pequeñas cosas: desde tener un lugar donde entrenar en condiciones
–para tener sentido de pertenencia y así ponerle más fuerza a la exigencia–, pasando por los implementos –que van desde un bastón de madera hasta una colchoneta en condiciones–, y el apoyo de los dirigentes deportivos y gubernamentales para sentir que uno no está tan solo en este solitario deporte.

Hoy Córdoba sigue luchando por una pista oficial de competencia que por algunas cuestiones políticas no salió hasta ahora, pero ni dirigentes ni deportistas vamos a detener el empuje para lograrlo. Mientras tanto, se pueden ir haciendo campos de lanzamientos y pistas de tierra como para permitirle a este hermoso deporte seguir creciendo. Porque, está claro, en Córdoba material humano es lo que sobra.

Por Eugenia Mastri | diario La Voz 

Director Digital de TRIAMAX. Webmaster, emprendedor, techie, fotógrafo deportivo en SoyFinisher, ex triatleta y a veces runner. Twitter @juannito / Linkedin
X

Send this to a friend