Destacados, Especiales, Secciones

Un día histórico para el triatlón Argentino

Como buen corredor, la paciencia fue clave para esperar a llegar a este momento. Se escuchó muchas veces la posibilidad de que el circuito Ironman llegue hasta argentina, pero no se podía concretar.

Pero el 6 de marzo de 2016 quedará en la historia como la jornada en que por primera vez se llevó a cabo una prueba del circuito mundial y con un éxito rotundo. No solo por la calidad de la prueba, el nivel de los participantes sino porque unió a los atletas, pioneros y nuevos valores.

Una larga lista de figuras encabezadas por el máximo referente de la actividad, Oscar Galíndez que apenas pudo decir ¨Gracias¨ de la emoción, tras la llegada en la que fue ovacionado por la multitud que llegó hasta Nordelta, sede elegida para el debut de la prueba en el país.

Desde adentro estuvieron otros próceres como Mario Rubin, presente en la primera delegación argentina que estuvo en el Ironman de Hawaii allá por 1984, Eduardo Gato Diaz, cordobés también ganador de mil batallas, o los más actuales, como Daniel Fontana, dos veces olímpico hasta Mario de Elias, mejor argentino clasificado el domingo, hasta otros como Ezequiel Morales, acompañando desde afuera a sus atletas o Eduardo Sturla y Bárbara Buenahora que seguramente siguieron la competencia a la distancia, entre muchos otros.

SIEMPRE SE VUELVE

El triatlón te atrapa. Ayer y hoy. Por más que este debut del Ironman en Argentina haya mostrado que cerca del 30 por ciento de los participantes sea debutante en el deporte, en contra de las reglas de lo recomendable, queda claro que el reto de completar el desafío de los 1900m 90k y 21k es lo que llama.

Pero así como están los nuevos, muchos que se creían ex, han vuelto a decir presente. Porque nunca se deja de ser un triatleta.

Por Marcelo La Gattina | tw @mlagattina

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina
X

Send this to a friend