Destacados, Especiales, Noticias, Secciones, Triatlón

[Entrevista] Daniel Fontana: ¨Quiero ganar alguna carrera más y cerrar mi carrera profesional¨

El argentino Daniel Fontana fue representante olímpico en Atenas 2004. Pero diferencias con la Federación de Triatlón lo llevaron a seguir su carrera en Italia. “Fue una decisión muy difícil, pero era eso o retirarme” afirma. Y asegura que para que el triatlón crezca, se tienen que involucrar las asociaciones y los dirigentes ¨tienen que dejar viejas costumbres argentinas del despotismo, de tener un movimiento chico para tener todo controlado¨.

En una entrevista exclusiva con Triamax, cuenta el duro proceso para mantenerse en el máximo nivel y seguir soñando con grandes resultados a los 40 años. El próximo domingo correrá por primera vez el Ironman de Florianópolis para aspirar a su quinta clasificación al mundial de Hawaii. 

En qué cambió tu carrera desde 2004?

Después de los Juegos Olímpicos de Atenas tuve que tomar una decisión muy importante que era seguir corriendo en el exterior o retirarme. Por sugerencia de la Federación Argentina, opté por ir a representar a Italia que me abrió las puertas y me permitió dar un salto de calidad. Fueron cuatro años en donde logré mantenerme en el Top 15 del ranking mundial ITU, estar en los Juegos Olímpicos de Beijing para luego pasar a la larga distancia, donde logré ser subcampeón mundial 70.3 en 2009.

Te costó mucho ingresar al circuito italiano?

Me costó mucho ser aceptado por los italianos. Diego Macias me dio una gran mano y me permitió correr en el equipo Los Tigres. Allí pude ganar varias carreras en 2002 y comenzar un largo recorrido. Después de los Juegos Olímpicos de Atenas, gracias a la doble ciudadanía, ya pude representar a Italia. Haber ganado el campeonato nacional en 2005 hizo que se vayan facilitando las cosas.

Los dirigentes son los mismos de cuando yo estaba. Los atletas han tenido mucho apoyo por parte del Enard, y eso fue un diferencial. Pero han estado muy solos, al igual que lo estuvimos nosotros con Nancy Alvarez en el camino para Atenas 2004. Hay que dejar viejas costumbres argentinas del despotismo, de tener un movimiento chico para tener todo controlado. Esto tiene que explotar para que el triatlón crezca y tener muchos más atletas. 

Sentís que sos reconocido hoy, tanto en Argentina como en Italia?

Al menos me siento una persona respetada en el habiente por una trayectoria, un modo de trabajar honesto y simple que me dio muchos resultados.

Te dolió haber tenido que dejar de correr para Argentina?

Fue muy, muy difícil. Para muchos fue visto como una especie de traición, de desagradecimiento por lo que Argentina me había dado. Pero en ese momento no hubiera podido seguir corriendo triatlón. Pero el deporte era mi vocación y era lo que quería seguir haciendo y transmitiendo. Italia me brindó más apoyo y organización para poder seguir adelante, poder desarrollar el potencial que tenía y ser reconocido a nivel mundial.

Por qué te costó tanto ganar un Ironman

Hay que andar muy fuerte y encontrar una carrera que te permita ganar. Siempre elegí pruebas con nivel muy alto. Insistí mucho y finalmente lo pude lograr en Cozumel 2014.  

Sufriste una lesión muy complicada en el tendón de Aquiles. Pensaste que era el final de tu carrera?

Llegando a los 40 años, poder superar una lesión así era muy complicado. Volví a correr en Pucón este año, después de cuatro meses de la operación y casi un año sin competir. Pero quiero volver al mejor nivel. Me siento bien y estoy motivado.

Qué te queda por cumplir en tu carrera?

Quiero ganar alguna carrera más y cerrar mi carrera profesional.

Cómo te sentís en el rol de entrenador, consejero de empresas?

Es importante psicológicamente. No tener toda la atención puesta en el deporte es bueno. He comenzado un vínculo con mis anunciantes, que supera el hecho de tener una marca en la remera. Es un poco para lo que he estudiado en mi carrera universitaria y me siento muy comodo haciendolo. Esto también es un reconocimiento a una forma de trabajar.

Si hacemos un  balance de tu carrera, con qué momentos te quedas?

Son muchos años… Las primeras carreras que corríamos en Argentina, viajando en colectivo. Las primeras salidas internacionales, Juegos Olímpicos. También muchas frustraciones y dificultades, que me han enseñado en mi carrera. Y sobre todo los amigos que he hecho. La simplicidad de este deporte que te hace ver muchas cosas con una sonrisa.

Y qué te quitó este deporte?

Mucho tiempo con la familia. Uno nunca sabe qué hubiera hecho de no haber sido deportista… Pero sin duda que el compartir con la pareja y la familia, es algo que me ha sacado el deporte. Ahora, un poco más viejo, estoy intentando sentar cabeza.

Recientemente los atletas de la selección argentina pidieron la renuncia del técnico. Cómo ves esta situación, sentís que están viviendo lo mismo que te pasó a vos?

Los dirigentes son los mismos de cuando yo estaba… Los atletas han tenido mucho apoyo por parte del Enard, y eso fue un diferencial. Luciano Taccone y Flavio Morandini integran mi equipo en Italia y tengo contacto con ellos. Se del gran esfuerzo que han hecho en el ciclo olímpico. Han estado muy solos, al igual que lo estuvimos nosotros con Nancy Alvarez en el camino para Atenas 2004, más allá del apoyo económico. Pero no ha cambiado nada…

Como se puede cambiar esta situación?

Creo que hay que participar a nivel político. Involucrarse. Organizarse mejor las Asociaciones. El país tiene potencial para hacer las cosas bien, se vio en el Ironman 70,3 de Buenos Aires y en otras disciplinas. Hay que dejar viejas costumbres argentinas del despotismo, de tener un movimiento chico para tener todo controlado. Esto tiene que explotar para que crezca y tener muchos más atletas. Por mi parte, desde que me convertí en un atleta italiano pude ganar en tranquilidad.

Hasta cuando tendremos a Daniel Fontana en el máximo nivel?

Por ahora un año más. 

 

 

    

 

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina
X

Send this to a friend