Deportología, Destacados, Entrenamiento

[Entrenamiento] Trabajar las cuestas en la ciudad

Para los corredores de ciudad a veces resulta difícil encontrar una zona de subidas o cuestas para poder entrenarlas. Pero según la planificación anual y el objetivo trazado de la temporada, es bueno incluir un período de entrenamiento que incluya subidas.

Lo que no podemos pretender es trabajar las cuestas como si se tratase de una carrera real, ya que casi nunca las cuestas de los parques o calles van a tener la longitud e inclinación de las que se nos presentan cuando llevamos el número puesto.

Si es posible armar un circuito variado de cuestas que nos oblige a subir y bajar a ciertos ritmos que luego, nos darán un punto extra. Hoy existen varios relojes para poder medir la altitud ganada a lo largo de una sesión de entrenamiento.

Hacer este circuito varias veces por sesión, dentro de un ciclo de entrenamiento, nos permitirá acumular fatiga y entonces si poder simular una sensación de carrera.

Este tipo de entrenamiento nos permite reforzar la fuerza resistencia y la resistencia muscular.

El trabajo en subida debe ser progresivo, de menor inclinación a mayor, al igual que el período de tiempo. El proceso de adaptación debe ser progresivo para evitar cualquier lesión, dado que el esfuerzo muscular es grande por la incidencia del trabajo excéntrico.

En este tipo de entrenamiento específico la guía de un entrenador permitirá sacarle el mayor provecho al trabajo. Él nos podrá determinar los tiempos de trabajo, de recuperación en base al tipo de cuestas que tenemos y así lograr el éxito de nuestro entrenamiento.

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend