Deportología, Destacados, Entrenamiento

10 claves para tener un entrenador

Cuando nos adentramos en el mundo del deporte, al menos en la práctica de alguna disciplina, es muy importante contar con una mirada profesional que pueda supervisar nuestras actividades a diario para poder desarrollarlas de una manera más adecuada.

A continuación describiremos brevemente 10 aspectos importantes de contar con un entrenador que nos acompañe en este camino.

1. Conocer nuestro objetivo.

Una simple pregunta para disparar el comienzo de nuestro camino en el deporte. Dos palabras en forma de cuestionamiento que muchas veces nos dejará pensando varios segundos la respuesta: la pregunta ¿Qué quiero? (o formulada por un entrenador en otro sentido: “¿Qué querés?”) con el deporte, es un disparador que un entrenador debe dar en la primer entrevista al futuro deportista. Qué es lo que busca la persona al iniciarse en la actividad deportiva. La respuesta no está clara ya que se atañe a cada persona, pero hay algunas que tienen un objetivo fijo, y otras que no tienen muy en claro por que se inician pero que quieren comenzar igual. El entrenador sabe como formular esta pregunta y como también orientar al interesado para saber hacia a donde dirigirse.

2. Conociendo nuestro cuerpo

Es lógico que al comenzar una actividad ignoremos aspectos básicos a tener en cuenta para poder comenzar de una manera adecuada. Por ejemplo al comenzar con una actividad de running debemos saber si nuestro cuerpo está apto para realizar tal cosa. Es por ello que un entrenador debe recomendar y solicitar al alumno, realizarse estudios clínicos generales (análisis de laboratorio, control de funciones cardíacas, estudio de fuerza, estudio específico de pisada, entre otros) para conocer la realidad del atleta y el punto inicial para comenzar con la actividad deportiva. Es el paso fundamental para que el inicio sea de forma adecuada y evitar futuras lesiones.

3. Planificación personalizada.

De acuerdo a nuestro tiempo libre (de acuerdo a nuestras limitaciones por actividades cotidianas: familia, trabajo, estudios, etc) y de nuestros objetivos es que el rol como entrenador hace su aparición en lo respectivo a planificación de los estímulos diarios. Algunas planificaciones, dependiendo de la teoría y modalidad implementada por el profesional, pueden ser semanales o mensuales; también puede haber variaciones de acuerdo al tipo de atleta y disciplina. Pero para una mejor organización, el entrenador planificará personalmente a cada deportista de acuerdo a su tiempo libre y para que la actividad deportiva se adecue a sus momentos diarios sin otras obligaciones mayores. Los entrenamientos son personalizados, cada individuo es diferente al otro.

4. Iniciando las actividades

Desde el comienzo, debemos aprender todo un universo nuevo de detalles relacionados al deporte. Siempre comenzando por nuestro cuerpo y nuestra salud integral, de acuerdo a la disciplina que practiquemos, deberemos conocer detalles que serán particulares a cada una de ellas, como también otros que son inherentes a muchas de ellas. El entrenador posee y conoce aquellas herramientas que necesitaremos en la etapa inicial y luego irá sumando otras a medida que nos interioricemos con las primeras.

5. Seguimiento de los estímulos y corrección de la técnica

Con el correr del tiempo, el atleta irá tomando conocimiento de las técnicas requeridas para desarrollar e ir progresando en cada disciplina deportiva. La figura del entrenador es clave en este aspecto ya que solo su mirada profesional podrá ver que aspectos se deben corregir para no continuar realizando ejercicios que no son eficientes en nuestro deporte. Este aspecto es tan clave que el atleta no solo depende de esto para mejorar, sino también para no lesionarse.

6. Guia en la búsqueda y preparación de objetivos

Es común que los atletas tengan objetivos cada vez más serios a medida que pasa el tiempo en la practica deportiva y para esto nada mejor que la mirada de quien viene acompañándonos en nuestro proceso de crecimiento deportivo. El entrenador irá viendo nuestras aptitudes, nuestras características y potencialidades para saber si estamos en condiciones de encarar un objetivo deportivo puntual. La edad del atleta también es un aspecto muy importante ya que el ser humano tiene etapas en las que ciertas características físicas son más aptas para desarrollar que otras. Nada es imposible, pero siempre hay que estar preparado física y mentalmente para un desafío y para ello se requiere un desarrollo integral del atelta.

7. Motivación

Un entrenador es una persona que está capacitada no solo para enseñar acerca del deporte, sino también para llegado el caso, ayudar al atleta a conocer sus mejores cualidades y en determinados momentos, encontrar la fuerza frente a etapas de adversidad. Existen personas que por diferentes motivos, encuentran difícil mantener continuidad en el aspecto del entrenamiento deportivo. El entrenador siempre estará disponible para tratar estos temas conversando no solo desde lo deportivo, sino también desde lo personal, ciertos aspectos para lograr adaptar la planificación de acuerdo al programa semanal o mensual de ese momento. Los entrenadores que estén certificados por la federación correspondiente ofrecen una estructura y un nivel de apoyo integral para desarrollar un nivel de forma física y mental que promueva la salud y la mejora en el rendimiento.

8. Elementos y nuevas tecnologías en el deporte

En esta era en la que la innovación y la tecnología parece estar en todos los ámbitos, el deporte no se ve ajeno a ello. Hay muchos elementos que se relacionan al deporte y en que la tecnología ha hecho su ingreso de forma general. El atleta puede verse invadido de experimentar o probar nuevos accesorios, elementos, etc que “prometan” revolucionar alguna disciplina: nuevos calzados para running, relojes ultratecnológicos y hasta teorías alimenticias de ultima generación. Lo importante de este aspecto es informarse sobre todo lo nuevo que va saliendo al mercado y su valor real en lo respectivo al rendimiento deportivo. Un entrenador no escapa a este punto y siempre está, o debería estarlo, atento a las novedades que van surgiendo en todo lo relacionado a las disciplinas que promueva o desarrolle. Nada mejor que un profesional que esté inmerso en este universo y se interese por ahondar sobre estos temas para aconsejar a sus alumnos.

9. Alimentación y nutrición deportiva.

Así como los estímulos son claves para una mejora en nuestro rendimiento deportivo, hay otros aspectos de igual importancia para lleva a cabo nuestra tarea. El descanso, se sabe que es un aspecto primordial para que nuestros músculos se recuperen, pero a estos dos elementos hay que sumarle una más: la alimentación. Un buen entrenador deberá estar capacitado para aconsejar la mejor forma de alimentarse de acuerdo a las disciplinas que se practiquen. La mejora en el rendimiento y los entrenamientos diarios no podrán llevarse a cabo sin una buena nutrición adecuada a nuestras actividades. Es indispensable también que cada atleta realice una chequeo nutricional con un profesional del área y que converse con el entrenador sobre aspectos particulares de cada deportista.

10. El mejor aliando

Sin temor al error es recomendable que un entrenador sea el que acompañe a los atletas al desarrollo de cualquier disciplina deportiva, ya sea tanto a nivel deporte salud, como a nivel alto rendimiento amateur o profesional, para llegar a los objetivos deseados. La visión integral de un profesional de la educación deportiva hara que nuestras actividades sean supervisadas desde todos los aspectos requeridos para que la práctica del deporte sea tan placentera que logre ser parte de un nuevo estilo de vida.

Prof. Hugo Bressani
Director IronTeam
www.ironteam.com.ar

 

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend