Deportología, Destacados, Entrenamiento

Llegó el invierno: ¿Cómo vestirte para entrenar con frío?

La ola polar obliga no es motivo para dejar de correr. Conocé los consejos de expertos sobre cómo vestirte para enfrentar el frío.

Llegó el invierno, se vino el frío, pero hay que seguir entrenando. Los corredores no dejan de salir a los parques y calles de todo el país, pero no todos saben cómo equiparse y abrigarse para disfrutar del trote sin terminar en la cama.

¨Siempre sugiero que para entrenar durante los días más fríos del año, hay que vestirse con la indumentaria justa o en capas para ir quitando prendas luego de la entrada en calor¨, comienza Gabriela Castillo, entrenadora de The North Face Running Club.

Si las temperaturas son muy bajas, lo recomendable es recurrir a tres capas, comúnmente conocido como ¨vestirse como una cebolla¨.

La primera debe ser una remera o camiseta de mangas largas muy respirable. Si es de características térmicas mejor, con el fin único de aislarnos del frío. ¨La función de esta primera capa es que, cuando transpires durante el entrenamiento, la humedad se evapore rápidamente y no moje la piel. La clave es usar siempre materiales sintéticos como poliéster o polipropileno. NO USAR ALGODÓN EN LA CAPA CERCANA A LA PIEL. ¿Por qué? Porque el algodón, al ser una fibra natural, absorbe completamente la humedad del cuerpo y demora mucho en secarse¨, destaca Sebastián Painceira, de Gore, los inventores de la célebre membrana GORE-TEX.

Esta segunda capa debe frenar el efecto del viento ¨Esta debe tener las mismas características que la primera en cuanto a su respirabilidad, pero debería retener el calor en la zona del pecho. Lo ideal y más confortable es una prenda tipo chaleco sin mangas o una campera con mangas muy livianas que permitan acompañar el braceo y eviten que los brazos y los hombros se sientan pesados”, explica Castillo, especialista en carreras de montaña.

¨La membrana WINDSTOPPER es 100% cortaviento y muy respirable, óptima para la práctica de deportes de alta demanda aeróbica¨, sugiere Painceira, responsable de W.L.Gore & Associates. La comparación directa con otros materiales respirables muestra que la frecuencia cardíaca de los deportistas que utilizan prendas con este tejido es, en la fase de esfuerzo, hasta 8 pulsaciones por minuto menor que al utilizar prendas con una menor capacidad respirable y corta-viento. En un estudio realizado entre ciclistas que utilizaron estas prendas versus otro grupo, se reflejó en un menor agotamiento de los ciclistas durante la fase de prueba. Se sintieron más frescos y alcanzaron así una mayor velocidad media.

El efecto del viento incide muy fuertemente en la percepción del frío. Por ejemplo, una temperatura de 6°C con un viento de 10km/h; se siente como 3°C. Si el viento es de 20km/h, la sensación térmica baja a -2°C; si es de 30km/h baja a -5°C y si es de 40km/h, llega a -7°C. Cuanto más baja es la temperatura real, más drástico es el efecto del viento en la sensación térmica (una temperatura de 0°C se transforma en -4°C con un viento de 10km/h, -10°C si es de 20km/h, -14°C si es de 30km/h). Esto también se aplica para ciclistas, a mayor velocidad, mayor frío. 

La capa exterior es el ¨caparazón¨. Se conoce comúnmente como ¨outerwear¨. Cubre y protege las demás capas. Debe ser impermeable para proteger de la lluvia, respirable para dejar escapar la humedad del cuerpo, y cortaviento. ¨En caso de que hiciera muchísimo frío, puede reforzar con una tercer capa, una campera rompevientos liviana que frene el viento y permita evaporar la transpiración. Para los días de lluvia  la tercera capa seria una campera impermeable y respirable a la vez. Si la prenda no es respirable directamente no conviene usar esta capa, porque el sudor se condensa en el interior de la campera y moja más que la lluvia¨, advierte la entrenadora.

¨Con respecto a manos y cabeza, lo ideal es gorrito y guantes para retener el calor del cuerpo. Un punto clave es que la indumentaria en líneas generales tiene que ser lo más liviana y comprimible posible, para poder transportarla en un uno de los bolsillos de la misma prenda o ponerla en una mochila de hidratación. Muchos atletas optan por shorts o calzas cortas durante todo el año. Lo importante es mantener el calor en la zona media del cuerpo¨, finaliza Castillo.

Productor, guionista, periodista. Preparador Físico especializado en entrenamiento a distancia. @jpcalvi

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend