Destacados, Entrenamiento, Nutrición

[NUTRICION] ¿Qué hay detrás del chocolate?

En plena fiesta de Pascua, el chocolate nos llega por todos lados. Muchas repelen este manjar dulce, pero sus propiedades, pueden beneficiarnos.

La ingesta de chocolate produce una sensación de bienestar en el organismo. Esto ocurre porque contiene una serie de componentes euforizantes y estimulantes.

Uno de ellos es la feniletilamina, perteneciente a la familia de las anfetaminas, y actúa en el cerebro generando euforia y bienestar emocional.

También el cacao es rico en alcaloides, como la cafeína y la teobromina, que excitan el sistema nervioso. Así logramos estar más activos y despiertos frente a estímulos exteriores. Provoca el aumento del ritmo cardíaco y favorece la eliminación de orina.

El consumo prolongado y excesivo puede provocar sobreexcitación, insomnio y gastritis. Sin embargo, estos alcaloides se presentan en mayor cantidad en el café o el té.

Muy energético

El chocolate es rico en grasa vegetal. El cacao puro es extremadamente amargo y es tratado con una gran cantidad de azúcar, en algunos casos puede llegar hasta el 50 por ciento de la composición. Otras veces se utiliza harina de maíz, de trigo o de algarrobo lo que genera un producto con un alto valor energético.

Hidratos de carbono: los proporcionan sobre todo los azúcares, que aportan casi la mitad de la energía total. El cacao como materia prima contiene además almidón y fibra, pero estos componentes quedan luego más diluidos en los productos finales de chocolate.

Las grasas: proporcionan la otra mitad de la energía del chocolate elaborado. La excepción es el cacao en polvo, que tiene muy poco o nulo contenido graso.

La fibra: se encuentra en cantidades apreciables tanto en el cacao en polvo como en el insoluble; sin embargo, los productos acabados de chocolate contienen cantidades poco significativas.

Los minerales: en los chocolates negros y en el cacao en polvo el aporte de minerales se ve reducido por su dilución con otros ingredientes; en cambio, el chocolate con leche y el chocolate blanco se ven enriquecidos sobre todo con el aporte de calcio.

Las proteínas: no tienen un lugar destacado, excepto en el chocolate con leche y el chocolate blanco, cuyos ingredientes lácteos aumentan su valor proteico. Además, el cacao como materia prima también ofrece porcentajes más altos.

Las vitaminas: destaca sobre todo el aporte de ácido fólico. Los chocolates blancos y con leche presentan mayores cantidades de vitamina A que el resto de los derivados del cacao debido a los lácteos que contienen.

La energía: los chocolates en general, y en menor medida el cacao en polvo, son alimentos muy energéticos.

A tener cuidado

Las principales contra indicaciones conocidas al consumo de chocolate son las siguientes: exceso de calorías en caso de una dieta excesiva de chocolate, más aún si éste va mezclado con grasas hidrogenadas, azúcares o glúcidos añadidos, cuando el consumo de productos industrializados en base al chocolate es frecuente también es común que se substituya los glucidos por sacarinas o por ciclamatos los cuales pueden asimismo conllevar riesgos para la salud.

El chocolate negro es el que se considera actualmente más benéfico ya que el chocolate blanco es pobre en cacao pero con muchas grasas y glúcidos.

Se aconsejan hasta100 gde chocolate negro por día, esto disminuye el riesgo de accidentes vasculares y de hipertensión, aunque estudios (Druk taubel, Diane Becker, Norma Hollemberg) publicados a inicios de julio de 2007 señalan que el solo consumo de una pequeña barra de chocolate negro por día ya reduce la presión sistólica en un 8% ó 9%.

No obstante, un artículo publicado en diciembre de 2007 en The Lancet señala que muchos fabricantes de chocolate quitan los flavonoides por su gusto amargo, añadiendo por contrapartida endulzantes y grasas.

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina
X

Send this to a friend