Destacados, Entrenamiento

[ENTRENAMIENTO] Descubrí cómo ponerte en forma sin hacer un solo movimiento

Los ejercicios isómetricos no requieren mover un solo dedo y son ideales para tonificar los músculos.

Estamos muy acostumbrados a movernos para ejercitar los músculos. Salir a correr, andar en bicicleta, hacer ejercicios aérobicos, montarse en una elíptica y levantar pesas necesitan del movimiento, pero podemos lograr un efecto igual, y con mucha intensidad, mediante ejercicios estáticos.

Se puede tonificar los músculos sin mover un solo dedo gracias a los ejercicios isométricos. Una de las razones por la que este tipo de prácticas no es muy conocido es porque no requiere de ningún artefacto. No es un ejercicio enérgico y no involucra una suscripción a un gimnasio.

¿Qué son entonces? La denominación viene de las palabras “iso”, que significa igual, y “métrico”, que se relaciona con la distancia. Aunque no se realiza ningún movimiento aparente, los principales beneficios de los ejercicios isométricos son el aumento de la fuerza y la tonificación de los músculos y son ideales para la recuperación de lesiones.

El objetivo principal de este entrenamiento es –para graficarlo a simple vista- como empujar una pared imposible de mover o tirar de una soga que no sede ni un centímetro.

Otra forma es aguantar un peso sin moverse por un lapso de tiempo. Es fácil darse cuenta que se está trabajando un músculo porque al rato de sostener la postura comienza a “quemar”.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LOS EJERCICIOS ISOMÉTRICOS?

  • Activan la mayoría de las unidades motoras musculares, cosa que no ocurre con la mayoría de los ejercicios.
  • Es fácil hacerlos sin necesidad de salir de casa o de comprar equipos y accesorios.
  • Las sesiones de entrenamiento puede duran pocos minutos, los riesgos de lesión son muy bajos y se puede hacer con una pared o apoyado contra el piso.

¿CÓMO HACERLOS?

Lo mejor de los ejercicios isométricos es que con ellos es posible ejercitar todas las zonas del cuerpo. Para hacerlos es necesario poner cuidado en la posición y el ángulo en que se coloca el cuerpo durante el ejercicio, que es fundamental para conseguir el objetivo de tonificar los músculos ya que si no se toma la posición correcta donde el cuerpo sea exigido no tendrá el efecto buscado. Además, es fundamental respirar durante todo el ejercicio para evitar el aumento de la tensión arterial.

  1. El ejercicio más conocido es “empujar” algo que sea virtualmente inamovible, como una pared, y sostener la fuerza durante unos 10 o 15 segundos.
  2. Otro de los clásicos, para trabajar la zona abdominal, es tomar la posición para hacer flexiones de brazos, pero sin moverse en dirección al piso, y sostenerlo hasta sentir una especie de quemazón en los brazos y piernas.
  3. En tanto, para tonificar el pecho existe un ejercicio en el que solo se necesita estirar los brazos. De pie, se extienden los brazos con los codos hacia afuera y se juntan las palmas. Al empujar una contra la otra durante 15 segundos se comienza a sentir el trabajo.

 

 

 

Productor, guionista, periodista. Preparador Físico especializado en entrenamiento a distancia. @jpcalvi

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

Send this to a friend