Deportología, Destacados, Especiales, Secciones

[TIPS] Evitar el mal olor en la ropa deportiva

Seas corredor o ciclista, muchas veces la indumentaria de tu entrenamiento o competencia la encontras con mal olor, incluso recién salida del lavarropas.

La sensación desagradable para vos y tus compañeros se puede evitar con algunos simples trucos.

La indumentaria técnica deportiva suele venderse con un valor agregado por la tecnología de sus telas. Pero hay que leer bien la etiqueta para saber el material con que está hecha y así saber las propiedades de sus telas.

“El Poliester es una de las fibras que más olor genera al absorber las toxinas del cuerpo. Las prendas con Poliamida, son las más recomendadas para el uso deportivo”, explica Oscar Galíndez, multiple campeón de triatlón y dueño de su propia línea de indumentaria técnica OG.

El sudor contiene amoníaco, urea, toxinas y sales que destruyen las fibras internas utilizando las propiedades de la prenda. Además, los ciclos de lavadora, los detergentes y los malos hábitos pueden destrozar nuestra mejor ropa.

“Comunmente la licra, fibras sintéticas, prendas de compresión, material térmico, en su mayoría es la que combinada con el sudor, generan el mal olor” detalla Hernan Vazquez, de la marca Xtres.

Los malos hábitos de los deportistas generan una menor durabilidad de las prendas. Es necesario cumplir con algunas normas para evitar el olor a vencimiento de nuestra ropa y así, evitar quedarte solo en un entrenamiento.

  • Lavar inmediatamente

Dejar la ropa transpirada en un cesto o mochila, hasta su lavado dentro de unos días, puede que el daño ya sea permanente e irreversible.

  • Usar jabones neutros para el lavado

Son aquellos jabones que no poseen perfume, aditivos, ni conservantes que dañan las prendas deportivas.

  • No usar suavizante en el lavado

Es el error más común, cuando mayor olor tiene la prenda mayor cantidad de suavizante le colocamos innecesariamente. La ropa deportiva no necesita un extra de suavidad (como la de algodón o lana por ejemplo), los químicos que poseen los suavizantes dañan las fibras de la ropa deportiva.

  • Tender al sol no es la solución

Cuando solamente tenemos una prenda y necesitamos usarla 2 días seguidos, cuando lavar significa tener que esperar el secado y posiblemente no esté lista a tiempo, tenderla al sol es uno de los errores más graves. Efectivamente la ropa se airea, pero también permite que las sales del sudor cristalicen deteriorando el tejido y dejando una huella de olor casi imborrable.

COMO DESPEGARSE DEL MAL OLOR

Si el mal olor en la ropa te acompaña, aún no está todo perdido. Hay algunos trucos que no derivan en incinerar las prendas.

Si después de lavar la prenda, sigue con olor (fundamentalmente en las axilas), se recomienda mojarla, extenderla y esparcir sobre las zonas afectadas puñados de sal de cocina. (neutraliza el amoníaco). Después de un par de horas puede lavarse nuevamente.

Humedecer con agua caliente la zona de la prenda con olor a sudor, y luego esparcir bicarbonato sobre el lugar formando una pasta. Dejamos reposar al menos 8hs y lavamos nuevamente.

Dejar en remojo toda la noche la ropa putrefacta en un balde con agua y agregar un vasito de vinagre blanco, medio de jugo de limón y una taza de bicarbonato de sodio. Luego lavarla con jabón neutro. Esto permitirá repeler los malo.

Ahora bien, si no funciona ninguna de estas recomendaciones, si es un buen momento para pensar en renovar el vestuario.

 

Periodista deportivo especializado en natación, ciclismo, atletismo y triatlón. Fotógrafo y Productor de TV. @mlagattina
X

Send this to a friend